Tres errores imperdonables de blogging que destruirán tu reputación

Con tanto contenido nuevo que aparece en línea, resulta complicado para los bloggers establecer y mantener una audiencia considerable

Blogging
Imagen de Bigstock

Actualmente existen más de mil millones de sitios web en la internet; a diario se publican aproximadamente 4.3 millones de publicaciones en blogs, eso es cada 51 segundos. Debido a ello, con tanto contenido nuevo que aparece en línea, resulta complicado para los bloggers establecer y mantener una audiencia considerable.

Incluso, de acuerdo con el sitio de Jeff Bullas, un sitio web en promedio falla dentro de los primeros 100 días; ¿por qué?; esto se debe, en parte, a la falta de planificación, entre otros factores. A pesar de que escribas muy bien y tú creatividad sea magnífica, iniciar un blog sin un plan detallado de cómo hacerlo exitoso será una tarea infructuosa.

De tal modo, que hemos preparado los tres errores más grandes y cómo pueden evitarse.

1.- No organizar tus ideas

Seguramente tienes muchas ideas cuando arranques con tu blog por primera vez, no obstante, mantener esa canalización abierta y fluida será cada vez más difícil a medida que pase el tiempo. Todos los escritores saben que el bloqueo del escritor es inevitable.

La respuesta para ello es mantener un arsenal de ideas, de tal modo que los blogueros deben mantener reservas de ideas para sustentar sus blogs en los días en los que la inspiración se agota.

Para ello, el portal de Bullas recomienda organizar tus ideas mediante la creación de una hoja de cálculo de Google, cada vez que pienses en una idea para una publicación, escríbela. La hoja de cálculo permite a los miembros del equipo alimentarse de las ideas de los demás y garantiza que los diferentes escritores no repitan los temas.

2.- No usar un calendario editorial

Es necesario contar con un calendario editorial para mantener un calendario de blogs coherente. Es imposible desarrollar y mantener una audiencia sino estás produciendo contenido de forma regular.

Lo ideal es que el uso del calendario editorial para planificar tu contenido con la mayor anticipación posible. Existen variados calendarios editoriales, WordPress tiene su propio plugin de calendario editorial; mientras que HubSpot ofrece una plantilla gratuita para un calendario editorial que se utilizará con Google Calendar.

Otra opción recomendable es CoSchedule para planificar y administrar contenidos por adelantado así como asignar diversas tareas de blog. Esta herramienta se puede vincular con WordPress.

Aquí cinco cosas que se necesitan para mantenerte al día con tu calendario editorial:

  • Cue: algo que te ayuda a recordar crear contenido que te ayude a cumplir tus objetivos para publicar.
  • Rutina: cuando experimentas esa señal, inicias el proceso necesario para publicar.
  • Recompensa: necesitar sentirte bien con lo que estás haciendo; una sensación de gratificación o logro, incluso algo tangible, cuando te apegas a tu calendario editorial.
  • Deseo: tienes que anhelar la recompensa una y otra vez.
  • Creencia: aquí es donde el cambio de hábito entra en juego. Tienes que creer que seguir el calendario editorial funcionará.

3.- Asumir que la gente encontrará tu contenido

Cuando se trata de blogs, mucha gente piensa: “Sí lo construyes, ellos vendrán”, pero esa mentalidad es una receta para el fracaso; con tanto contenido en la web, los lectores probablemente no sepan de la existencia de tu blog, a menos que usen estrategias de difusión para ponerlo frente a ellos.

De tal modo que uno de los mecanismos más efectivos para promocionar tu blog son las redes sociales; se requerirá el uso de herramientas de organización de las diversas plataformas sociales como Hootsuite, que permiten programar todas las publicaciones por adelantado.

Los bloggers, según el sitio de Jeff Bullas, también necesitan hacer un buen alcance a la antigua, contactar a los líderes de la industria así como periodistas que cubran los mismos temas que tu.

Ejecutar un blog exitoso requiere una cuidadosa atención a los detalles. No trates de introducir todos estos detalles en tu cerebro; perderás rápidamente la pista y tu blog desaparecerá.