La reestructura que están implementando las redes sociales en sus plataformas, parece disciplinar a los usuarios que hacen uso de dichos medios con mayor número de lineamientos a seguir, por lo que solo queda esperar a ver los efectos tan como sucedió con anteriores ajustes (Facebok, el más polémico de ellos).

Twitter anunció que eliminaría cuentas falsas y The Washington Post estimó que al día remueve un estimado de un millón de cuentas.

Su medida ha menguado el número de seguidores que ciertas cuentas suman. Primero tenemos el caso de Tech Crunch, luego de que Travis Bernard, director de desarrollo de audiencias dentro de este medio, reconoció en su cuenta de Twitter que la purga les quitó 232 mil seguidores.

Otros medios como The New York Times han perdido cerca de 700 mil seguidores en Twitter, según publicaciones de un periodista especializado en la fuente de medios.

Entre La serie de cambios que están llevando a cabo las redes sociales tenemos a plataformas como Facebook, quien también anunció que cambiaría el algoritmo de distribución de las publicaciones, lo que evidentemente afectó a medios de comunicación. Little Things, un portal de contenidos virales, cerró porque no pudo comercializar más sus contenidos y la red social era su principal canal de distribución.

Reducir el número de usuarios, cambiar los algoritmos de distribución y controlar el tipo de contenidos que se publican, son una serie de medidas que buscan enfrentar el desperdicio de historias que circulan en estos medios de manera masiva. También es una acción que nos plantea la necesidad de entender la relevancia y creatividad de una forma estructurada.