Tras el fracaso de Amazon Restaurants, Jeff Bezos invierte millones en Deliveroo

A Amazon Restaurants no le fue bien en Londres y, luego de dos años, cerró en diciembre de 2018. Ahora Bezos apuesta en la compañía a la que no pudo vencer y que la propia Uber fracasó en su intento de adquisición: Deliveroo.

Bigstock
  • Amazon invirtió en Deliveroo, el servicio de entrega de comida con sede en Londres que no pudo comprar Uber.

  • En 2018, la compañía de Jeff Bezos había cerrado Amazon Restaurants.

  • Así, el gigante del retail online vuelve a la feroz competencia donde ya juegan Uber Eats y Just Eat.

En 2018, Amazon cerró en Londres su servicio de distribución de comida Amazon Restaurants. No le había ido nada bien en un mercado donde la competencia por el market share es una de las más feroces del mundo.

Sin embargo, Jeff Bezos, fundador y CEO de la mayor tienda virtual del mundo, no se dio por vencido.

Este viernes se conoció que Amazon fue el mayor inversor en una rueda de financiamiento en la que Deliveroo recaudó US$ 575 millones, según publicó el Financial Times.

Deliveroo fue fundada en 2013 por Will Shu, un ex banquero especialista en fondos de inversión. Fue una de las primeras aplicaciones de entrega de comida de restaurantes y su estrategia de mercadotecnia, logística y publicidad fue imitada por muchas otras alrededor del mundo.

En 2017, llegó a estar valuada en US$ 2.000 millones en una ronda de financiamiento y tocó los US$ 4.000 millones en 2018, cuando estuvo en conversaciones con Uber.

El gigante del transporte de pasajeros con base en los Estados Unidos es rival directo a través de Uber Eats. Sin embargo, no hubo acuerdo.

Uber Eats
Uber Eats se expende repartiendo para Starbucks en Estados Unidos. Imagen: Starbucks

Ahora, Bezos vio la oportunidad de volver a la competencia y decidió apostar por Deliveroo en un mercado donde las entregas se reparten entre esa app, Uber Eats y la local Just Eat.

Deliveroo dijo que Amazon fue el mayor inversor en una ronda de financiación en la que también recibió fondos de T Rowe Price, Fidelity y Greenoaks.

En un comunicado, Deliveroo adelantó que usará el dinero para “invertir mucho” en sus desarrollos tecnológicos en Londres con la idea de ofrecer nuevos productos.

“Amazon es una inspiración para mí de manera personal y para la compañía; esperamos trabajar bien con una organización tan obsesionada con el cliente”, dijo Shu en referencia al gigante de Bezos.

Marca de culto

Deliveroo es casi una marca de culto para muchos emprendedores ya que se la considera como la primera app en llevar exitosamente comida de terceros con sus propios distribuidores, liberando a los restaurantes de la entrega.

También fue la primera en lanzar “cocinas físicas” o “cocinas oscuras” (dark kitchens), donde distintos restaurantes preparan menús en un sólo lugar para la entrega, pero donde no hay atención al público.

Doug Gurr, gerente de Amazon en el Reino Unido, alabó a la marca fundada por Shu: “Estamos impresionados con el enfoque de Deliveroo. Han desarrollado una tecnología y una serie de servicios muy innovadores y estamos encantados de ver qué harán ahora”.

Según las últimas informaciones financieras que hay disponibles, Deliveroo aumentó más del 100% sus ingresos en 2017. Aunque también crecieron fuerte sus gastos operativos e incluso registró pérdidas de US$ 230 millones ese año.

La compañía opera en 14 países y en más de 500 ciudades, con alrededor de 60.000 repartidores inscriptos en su plataforma.

Según CNN, Amazon igualmente tiene algo de presencia propia en el mercado de entrega de alimentos en UK a través su sitio web y de AmazonFresh Grocery, pero es residual en comparación con lo que podrá lograr a través de Deliveroo, con un alcance mucho más global.

Amazon Restaurants se lanzó por primera vez en Seattle, Estados Unidos, en septiembre de 2015, y se extendió a otras ciudades importantes de ese país.

Amazon Restaurants nunca pudo hacer pie en UK.

Al momento del lanzamiento en Londres, en septiembre de 2016, el servicio era gratuito en pedidos de más de 15 libras, aunque posteriormente se aplicó una tarifa plana de 1,99 libras. Se lanzó inicialmente en 180 restaurantes, y se agregaron otros 80 luego.

Como está dicho, cerró definitivamente en diciembre de 2018, luego de no poder competir con Uber Eats y Just Eat. En ese momento, un portavoz de Amazon le dijo a Standard: “Estamos cerrando Amazon Restaurants UK. Nos gustaría agradecer a todos nuestros clientes y comerciantes, y a los socios que hacen las entregas por su apoyo”.