Tras el accidente de Lion Air la empresa Boeing emitirán aviso de seguridad para sus 737

Boeing 737 Max
Bigstock

Las primeras investigaciones sobre el accidente de la aerolínea de bajo coste Lion Air ocurrido en el Mar de Java han dado como resultado que la empresa aeronáutica Boeing anunciara que piensa emitir un aviso de seguridad para aquellas líneas aéreas que utilizan aeronaves modelo 737 Max 8.

La información, dada a conocer por la agencia Bloomberg –que cita una fuente interna de la compañía–, señala que tras el incidente en el que murieron 189 personas a finales de octubre, Boeing quiere alertar sobre determinadas lecturas erróneas que se producen en el sistema de control mientras este tipo de aeronaves está en vuelo, para que los pilotos estén al tanto de la situación y puedan aplicar el procedimiento necesario para evitar que se repitan situaciones como las del avión de Lio Air.

Esta iniciativa se basa en los datos de la investigación preliminar, que muestra que las citadas lecturas podrían haber sido las causantes de que la aeronave cayese en picado con el fatal desenlace. Según señalan los expertos, los 737 cuando por ejemplo están siendo pilotados de forma manual, intentan bajar de forma automática el morro en caso de que detecten que es probable que se produzca un bloqueo aerodinámico.

Entre otras, los aviones determinan un posible bloqueo inminente gracias a una medición llamada “ángulo de ataque”, determinada por el flujo de viento sobre las alas.

Así mismo, tras este accidente, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos también planea enviar sus avisos de seguridad acerca del software de control de vuelo toda vez que han encontrado que podría llevar a confusión en la la cabina de mando con los consiguientes descensos de este tipo de avión 737.

De forma oficial, Boeing no se ha pronunciado al respecto excepto para confirmar que hubo problemas técnicos, mientras que desde Indonesia se solicitó tras el accidente tanto a la Junta Nacional de Seguridad y Transporte de EE UU y como al fabricante de aviones, que tomasen las medidas necesarias para evitar situaciones similares, en especial con los cerca de 200 aviones Boeing 737 Max que operan a nivel mundial.