Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Transformación de la Cultura digital en la educación

Pensar en la Cultura Digital en la educación permite potenciar la importancia y transformación del uso de las TIC's.
  • En 2021 había 88 mil 6 millones de personas en internet, esto representa un 75.6 por ciento de la población, según el INEGI.

  • Alrededor de 2 mil 900 millones de personas no tienen acceso a internet, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

  • Oaxaca y Chiapas fueron los estados más afectados durante el periodo de confinamiento por la pandemia de Covid-19.

El avance de la tecnología ha permitido una transformación en la cultura digital, sobre todo en la educación, lo que conlleva la forma en la que se relaciona el ser humano con su entorno. Es importante hablar de la cultura digital para entender cómo se ha transformado este rubro en solo tres años.

La cultura digital es un conjunto de prácticas, costumbres y formas de interacción social que se realizan a partir del uso de la tecnología e internet. Este avance ha permitido un desarrollo a nivel mundial en diversos aspectos. Para el surgimiento de este concepto, fue de suma importancia la implementación de las Tecnologías de la Información (TIC’s).

En ese sentido, existen tres elementos que se relacionan con la cultura digital:

  • Internet
  • Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s)
  • Redes sociales

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó en la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) que en 2021 había 88.6 millones de personas con acceso a internet, lo que refleja el impacto de la incorporación de nuevas tecnologías dentro del hogar durante la pandemia.

 

Brecha digital durante la pandemia por Covid-19

En esta misma encuesta del INEGI refiere que alrededor de 91 millones de personas utilizan el teléfono celular, esto equivale un 78.3 por ciento; mientras que un 37.4 por ciento de la población mayor a seis años utiliza computadora.

La pandemia de Covid-19 parece que fue el momento idóneo para que más personas se acercaran al mundo digital. En el caso de la educación, se tuvieron que cambiar los métodos de enseñanza, donde el acceso a internet permitió explorar la educación online. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), casi la mitad de la población mundial, alrededor de 2 mil 900 millones de personas, no tienen acceso a internet, este dato permite pensar en la brecha digital la cual se hizo más latente durante el confinamiento.

La brecha digital se refiere a la desigualdad en el acceso al internet y a las TIC’s y puede estar influido por diferentes criterios, ya sea de tipo económicos, geográficos, de género, edad o determinado grupo social. En nuestro país, las entidades federativas más afectadas fueron Oaxaca y Chiapas.

Se conocen dos tipos de brecha digital, la primera se refiere a la diferencia entre el acceso a las nuevas tecnologías; mientras que la segunda tiene que ver con las pocas habilidades de comprensión y uso de las tecnologías de determinada población con acceso.

 

Transformación para el futuro

Una de las enseñanzas que nos dejó el confinamiento fue la importancia de la incorporación de las nuevas tecnologías en el ámbito escolar, donde quizá un pizarrón o los cuadernos parecen obsoletos por la implementación de nuevas tecnologías, donde tal vez no sean suficientes las tablets, computadoras o clases online. 

Durante la pandemia se pudo notar la implementación de ciertas plataformas como Zoom, Google Classroom o Edmodo, que permitieron continuar con las clases lo más parecido a como se habían llevado a hasta este momento y en la mayoría de los casos, resultan tediosas y cansadas para la población estudiantil. Por otro lado, hay que hacer hincapié en el interés del estudiante por la predilección de otras tecnologías.

Con el desarrollo de la tecnología, permite pensar en un futuro no muy lejano donde se realicen clases híbridas cuando el estudiante lo necesite y la implementación aquí del metaverso para tener una simulación de la realidad, donde se le pueda facilitar al estudiante un entorno educativo diferente donde pueda desarrollar experiencias y experimentar otras herramientas tecnológicas. Hay que recordar que el metaverso es una construcción irreal y en ella los alumnos representados por avatares podrán interactuar con otros.

Quizá aún falte mucho para la implementación de esta tecnología, sin embargo, esto permite imaginar un futuro que no se encuentra tan lejano, con el desarrollo de las tecnologías y en este mundo tan cambiante, posiblemente ya se piensa en su posible aplicación.

 

 

 

Ahora lee:

¿Cuál es el futuro de la educación online?

El futuro de la educación online según los distintos países

Academia: El futuro de la educación, online

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados