Por más tradicional que sea un diseño, los tiempos cambian

Buenos Aires, Argentina.- De la mano de Soho Square, la clásica marca de galletas argentinas “Sonrisas” modificó el diseño de su producto.

En todos los rubros y países, hay productos que son verdaderos clásicos y, en la mayoría de los casos, cuesta tomar la decisión de modificarlos. El razonamiento de los dueños de las marcas es simple: “Si me va bien así, ¿por qué cambiar?”.

Y lo cierto es que la respuesta a este argumento es, también en la mayoría de las ocasiones: “Tiene toda la razón del mundo”.

Sin embargo… los tiempos cambian, la gente crece, los viejos clientes se van y los nuevos, si no sienten un atractivo especial por la marca/producto, quizás nunca aparezcan. Lo bueno es darse cuenta de esto antes de que las ventas comiencen a caer.

Un interesante ejemplo de reformulación de producto es éste que encaró Soho Square Buenos Aires para galletas “Sonrisas”, el clásico producto de Bagley que tienen en el diseño, desde hace décadas, una “carita feliz”. Incluso desde antes de que existieran los emojis.

Con un nuevo spot de TV, musicalizado con una versión punk de una canción de Elvis Crespo (“Será tu sonrisa”), la marca incorporó cuatro nuevos tipos de caras en sus clásicas galletitas. Siguiendo la línea de los nuevos íconos de comunicación interpersonal, los nuevos diseños se suman a la única “carita feliz” que se dibujaba en todas las galletas hasta ahora.

El spot tiene la dirección general creativa de Gustavo Reyes y la dirección creativa de Pedro Pappalardo y Maxi Sánchez Correa.

Ficha técnica

Agencia: Soho Square Buenos Aires
Anunciante: Bagley Argentina
Producto: Sonrisas
Título: Caritas
Dirección General Creativa: Gustavo Reyes
Directores Creativos: Pedro Pappalardo y Maxi Sánchez Correa
Directora de Cuentas: Jorgelina Antico
Productora de música: Supercharango
Productora: Mostro
Dirección: Nelson Clerici

Antecedente

En 2016, con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Bullying, la misma marca lanzó una particular acción: una edición especial de Sonrisas, pero tristes.

galletas