Sabemos que Toyota Motor Corporation es una de las automotrices más importantes del mundo, una de las dos mayores fabricantes y de mayor valor de marca, esto como resultado, en gran medida, de la manufactura de sus vehículos, pero también al awareness generado a partir de su branding.

Es muy sabido el peso que tienen los elementos de marca como nombre, logotipo, Isotipo, Imagotipo o Isologo (dependiendo el caso), paleta de colores y demás aspectos de la identidad corporativa. Sin embargo, también se sabe que estos no son estáticos, cambian a lo largo del tiempo derivado de cambios importantes al interior de las organizaciones.

Nuevo look europeo

Tal es el caso de Toyota, que presentó el lunes su nueva identidad de marca para el mercado europeo, incluyendo una versión revisada de su logotipo y su tipografía, aplicable a toda su comunicación.

El trabajo creativo corrió a cargo de la red de agencias independientes The & Partnership, y tiene como objetivo el representar la progresión de su branding desde el último rediseño hecho más de una década.

A nivel conceptual, Toyota Motor Europe (TME) busca proyectarse más que una compañía de automóviles, como una organización de servicios de movilidad, tratando de afianzar toda su amplia gama de productos y servicios que van más allá de la industria automotora.

Con este cambio, la firma japonesa realza un nuevo lenguaje de diseño que se adapta a todos los soportes, físicos y digitales, apelando a tendencias como la simplificación de las líneas y comunicando cuatro pilares fundamentales para la marca: “visión de futuro, integración total en dispositivos móviles, sensación más premium y gran coherencia entre todas las unidades de negocio y submarcas”.

“TME y The&Partnership identificaron la necesidad de evolucionar la identidad visual de Toyota para garantizar que mantuviera el ritmo del negocio y todos sus puntos de contacto digitales”, señalan en el comunicado.

“Hemos desarrollado el nuevo diseño visual de la marca pensando en el ‘mañana’. Nuestra prioridad era mejorar cada vez más las conexiones con los clientes para que pudieran estar al tanto de la rápida expansión de Toyota en los campos de la electrificación de vehículos, los servicios de movilidad y la venta online”, detallaron.

Refrescar el mercado

Aunque el cambio de Toyota es sólo para el mercado europeo, sigue la tendencia que hemos visto este año en otras grandes automotrices como Volkswagen, BMW, KIA y Nissan que han presentado cambios en sus logos e identidades visuales con miras a tener un impacto significativo y positivo en la percepción del consumidor.

Otro cambio importante que incluye la presentación de una nueva marca, es la creación de Stellantism producto de la fusión entre PSA Groupe y Fiat-Chrysler para dar paso al cuarto mayor fabricantes de vehículos a nivel global.

Al respecto, cabe recordar que Volkswagen AG es la mayor armadora, en 2019 colocó en el mercado unos 10 millones 340 mil automóviles, seguida de Toyota, que fabricó alrededor de 9 millones 700 mil vehículos, de acuerdo con datos publicados en Statista.

A su vez, la marca de mayor valor en el sector es Toyota, con 56 mil 246 millones de dólares, seguida de Mercedes-Benz (50 mil 832 mdd), y BMW (41 mil 140 mdd), de acuerdo con Interbrand.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299