Todo indica que General Electric va en picada

general_electric
Foto: Bigstock

Luego de que General Electric anunciara la salida de su presidente y director general, Jeff Immelt, luego de una gestión de 16 años en los que realizó cambios drásticos en la compañía y de que nombrara al jefe de la división de salud, John Flannery, como nuevo CEO de la empresa, la compañía nuevamente acapara la atención.

Y es que se sabe que General Electric ha caído un 12 por ciento este año, esto, en comparación con un avance del 8.6 por ciento del índice Standard & Poor’s 500.

Además, desde que Immelt comenzó su gestión como CEO, las acciones de GE perdieron 29 por ciento de su valor, aunado a factores como la caída de los precios del petróleo.

Todo indica que la situación de la empresa es peor de lo que se esperaba, pues las ganancias para el tercer trimestre se deterioraron más de lo que pronosticaba Wall Street, y la empresa disminuyó su proyección significativamente.

La compañía planea despedirse de otros 20 mil millones de dólares en negocios en los siguientes dos años, para delimitar su portafolio.

En concreto, sus ganancias cayeron 10 por ciento en el último trimestre a 1.8 millones de dólares, En tanto, las ganancias de la división de poder de General Electric, que genera sistemas para empresas de suministro, cayeron 51 por ciento.

Así, la todo indica que la firma va en picada; sin embargo, aún no se puede confirmar ninguna especie de crisis relacionada con una de las compañías más destacadas en Estados Unidos.

General Electric, con presencia en México desde 1896, desarrolla y fabrica productos para la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, emplea a más de 11 mil personas en México en 17 plantas de manufactura, cinco centros de servicio, un centro de ingeniería avanzada y un centro global de operaciones.