Tips para gestionar mejor el contenido de marca

Según lo comparte WordStream, existen al menos 11 retos que enfrenta el desarrollo del content marketing en la actualidad, entre ellos podemos destacar el de la sostenibilidad a largo plazo, pues cada vez más contenido llega a los distintos canales y existe el temor de que este tipo de marketing deje de ser efectivo. Para evitar los efectos negativos de un reto como este, una de las claves está en gestionar adecuadamente los materiales que se desarrolla, por ello aquí veremos algunas recomendaciones importantes para gestionar el contenido de marca.

De acuerdo a recomendaciones emitidas por el Content Marketing Institute, estos son los puntos a considerar para gestionar y obtener mejores resultados del contenido de marca:

  • No aceptes tan rápido todas las buenas prácticas

Como sabrás, para el desarrollo de contenido de marca, existen acciones que pueden ser más adecuadas que otras cuando se busca mejorar los resultados, por ejemplo, usar subtítulos, palabras en negritas, incluir imágenes, etc., estas son conocidas como buenas prácticas. Sin embargo, el CMI destaca como primera recomendación que no hay que seguirlas ciegamente.

En ocasiones puede pensarse que ciertas acciones resultan más efectivas que otras, como colocar un llamado a la acción en forma de bullets en lugar de optar por párrafos completos para un contenido. Muchos pensarían que los bullets son más efectivos, sin embargo, cuando se trata de llamados a la acción (CTAs) los párrafos completos resultan más efectivos. Con ello en mente, los desarrolladores de contenidos deben tener en cuenta que no todas las prácticas que se dan por sentadas son realmente efectivas en todos los casos.

Considera si las acciones que emprendes con tu contenido realmente pueden ser efectivas para lo que se busca lograr en lugar de dar todo por sentado.

  • Rompe con tu propio ruido

En el mundo del content marketing se habla mucho de una saturación de contenidos que existe en las diversas plataformas a donde este llega. Todos esos materiales compartidos o publicados por marcas, empresas, e incluso personas, provocan un “ruido” que impide que los contenidos de una marca sean “escuchados” con claridad por la audiencia.

Si bien el tratar de “romper con el ruido” no es algo malo, el Content Marketing Institute destaca que para que esto ocurra primero es necesario deshacerse del ruido propio. Para lograr esto con el contenido de marca es necesario dejar de tratar a los contenidos de la misma forma, esto quiere decir que se debe priorizar eventos clave, temas y momentos, y redoblar esfuerzos en los contenidos que sean más significativos para la organización.

¿Ya sabes cuáles son los contenidos más relevantes que puede realizar tu marca o empresa? Con esos es como lograrás realmente sobresalir en el océano de contenido que existe en los distintos canales a los que pueden acceder las empresas.

  • Considera el tráfico potencial

Una de las tácticas más populares empleadas para crear contenido de marca consiste en considerar el volumen de tráfico que generan las palabras clave a incluir, este es un indicador claro de cuántas personas buscan un tema en motores de búsqueda como Google, lo cual se puede entender como el nivel de interés que existe en el tema. La regla a seguir aquí consiste en solo tener en cuenta a las palabras clave con mayor volumen.

No obstante, el CMI señala que hay que tener cuidado con el volumen de las palabras clave pues este no dice lo suficiente cuando se trata del desarrollo de contenido, por ejemplo, no señala cuánto trafico se puede esperaras posicionar un contenido bajo esas palabras clave, después de todo al ser populares son cometidas por múltiples marcas o empresas que también apuestan por el desarrollo de contenidos.

Por lo anterior, en lugar de tomar siempre en cuenta solo esto, es recomendable tener presente el tráfico potencia. Para lograrlo solo basta con usar una herramienta para consultar palabras clave, como SEMRush o similares, con ella solo hay que ver el tipo de tráfico que se tiene y el tipo de palabras clave generando ese tráfico, este es el tráfico potencial que se puede obtener.

  • Piensa en las etiquetas

A nadie le gustan las etiquetas a menos claro que estas sean positivas. Según el CMI, este es un aspecto psicológico que los profesionales del marketing, encargados de crear contenido de marca, deben tener en cuenta.

Las etiquetas pueden ser algo aspiracional que motiva a la gente a tomar acciones necesarias para encajar en ellas. Como ejemplo, el CMI destaca un experimento en el que se reunió a 2 grupos de personas; al primer grupo se le etiquetó como personas políticamente activas mientras que al segundo no se le asignó etiqueta alguna. El resultado de este experimento detalló que aquellos que fueron etiquetados presentaron una mayor participación electoral, cumpliendo con esa etiqueta que se les asignó.

Este mismo aspecto debe ser trabajado por los desarrolladores de contenido de marca. Se debe pensar en cómo se puede etiquetar positivamente a la audiencia o los clientes y luego ofrecer formas para que interactúan y se apeguen a la etiqueta que se les ha dado.

  • Sé empático

La actitud que reflejan las marcas con sus contenidos también es un aspecto importante a considerar, esto según lo comparte la fuente. En lugar de solo buscar la atención de las audiencias, se debe tratar de obtener su confianza.

Para ganarla existen múltiples formas, sin embargo, una de las que mejor funciona consiste en entender que las audiencias quieren que sus problemas sean entendidos, pero también quieren que les agrades. Y la mejor forma de lograr agradar es siendo empáticos o “relatables”.

Estos elementos se pueden considerar superpoderes y una buena forma de construir relaciones. Para las marcas esto implica considerar cómo ajustar su voz para ser más empáticos con la audiencia.

  • No trates a todas las métricas del mismo modo

Por último, al desarrollar contenido de marca, es importante saber qué métricas son las que interesan. Si bien se dice que hay algunas más importantes que otras, como las de engagement (tiempo en el sitio, por mencionar alguna), se debe tener en cuenta que las métricas importan siempre y cuando estén en el contexto adecuado. Por ejemplo, una cifra prolongada de tiempo en el sitio no quiere decir necesariamente que se está generando una experiencia de usuario positiva, puede darse el caso de que el contenido aporte una respuesta rápida a la audiencia y esta deje rápidamente la página completamente satisfecha pues su duda ha sido resuelta. En este último caso, ese poco tiempo en el sitio es una señal clara de éxito.

Considera en qué sentido se evalúan las métricas pues, en un sentido inverso, puede que alguien esté buscando información en el sitio y no la peda encontrar, cosa que lo puede llevar a navegar durante más tiempo, y que se puede considerar positiva, sin embargo la navegación y experiencia para la persona puede estar siendo mala.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299