5 tips para nunca quedarte sin ideas de contenido

5 tips para nunca quedarte sin ideas de contenido
  • Las firmas que publican más de 16 piezas de contenido al mes logran ver hasta 3.5 veces más tráfico.

  • Ninguna compañía está exenta de quedarse sin ideas de contenido en algún punto de su existencia.

  • Lee: Cómo empoderar el contenido visual en redes sociales.

Al desarrollar el content marketing algo que muchas empresas no consideran es que puede llegar un punto donde se dificulte cada vez más encontrar temas para seguir desarrollando contenidos, y llegar a este punto no es de extrañarse pues crear contenidos se ha convertido en toda una acción clave, según datos de HubSpot 55 por ciento de los profesionales del marketing señala que la creación de contenidos para blogs se ha convertido en su principal prioridad dentro de las tareas de inbound marketing, esta obedece a que existe una correlación entre la cantidad de piezas de contenido que publican y la cantidad de tráfico y leads que logran obtener, según los datos (también de HubSpot), aquellas firmas que publican más de 16 piezas de contenido al mes logran ver hasta 3.5 veces más tráfico en sus sitios que aquellos que publican entre 0 y 4 piezas en ese mismo lapso de tiempo. Debido a lo importante que es contar con ideas de contenido para no dejar de publicar y experimentar resultados, en esta ocasión te decimos qué puedes hacer para que no paren de fluir.

¿Qué puedes hacer para no quedarte sin ideas de contenido?

  • Renueva títulos populares fuera de nicho

La primera recomendación para no quedarse sin ideas de contenido consiste en aprovechar la “mina de oro” de información que representa el contenido relevante de la internet que puede no tener nada que ver con tu nicho. La idea es navegar e identificar artículos que hayas visto que se han hecho vitales.

Estos contenidos pueden ser atractivos para la audiencia por elementos tan simples como el título, por ello, investiga y una vez que tengas un listado considerable de artículos vitales que no pertenecen a tu nicho, piensa en formas de hacer convertir estos materiales en inspiración para contenidos de tu marca. Por ejemplo, si tienes un blog de marketing y una de las piezas de contenido vitales que lograste identificar es “Las 10 peores películas del 2018” podrías seguir esa misma idea pero con algo como “Las 10 peores estrategias de marketing del 2018”.

  • Convierte artículos “light” en contenidos bien desarrollados

Si en el pasado la compañía creó piezas de contenido que por una u otra razón no quedaron tan bien como se esperaría, tenemos buenas noticias, puedes aprovechar estos materiales para conseguir resultados.

La idea con este punto es revisar los materiales y cuando te topes con un artículo que básicamente está inconcluso o dejó muchos aspectos importantes por cubrir y creas que puedes mejorarlo, lo tomes para desarrollar un nuevo punto de vista. La idea no es robarte el material que posiblemente fue creado por alguien mas, la idea es expandir este contenido haciendo lo propio.

Con todo material de este tipo que encuentres es necesario que revises las fuentes para asegurarte de que son confiables, que investigues a profundidad para encontrar nuevas fuentes para el tema y que te asegures de crear un material claro y conciso para los lectores. Se trata de convertir materiales relevantes básicos en piezas personalizadas y bien investigadas que destaquen por su valor.

  • Utiliza herramientas para encontrar contenidos

La tercera recomendación para no quedarse sin ideas de contenido consiste en apalancar herramientas especializadas. En el mercado existe un buen número de herramientas que se pueden usar cuando se quieren encontrar contenidos nuevos o recientes que se pueden publicar en el sitio de la marca.

Herramientas como StumbeUpon, Feedly, BuzzSumo son de gran ayuda para curar contenidos populares y relevantes para tu nicho. Particularmente BuzzSumo puede ayudarte con cosas más específicas, como buscar un tema de forma instantánea y encontrar los contenidos más populares al respecto de este.

Apalancar este tipo de herramientas sin duda es de gran ayuda, especialmente con el comportamiento actual de las redes sociales donde las tendencias van y borneen en cuestión de semanas, días e incluso horas. Si una marca quiere mantenerse relevante con las últimas tendencias es necesario que se esté consciente de esos contenidos que todo el mundo está leyendo.

  • Checa las redes sociales

Hablando de redes sociales, si no quieres quedarte sin ideas de contenido es ideal que también trabajes con ellas. A estas alturas es posible decir que toda marca formal tiene toda una serie de cuentas que la respaldan en este espacio. La idea es usar esas cuentas o incluso tu cuenta personal para seguir, rastrear y tomar nota de lo que la audiencia en el nicho está disfrutando, por ejemplo, puedes usar la barra de búsquedas de Twitter para identificar hashtags relacionados con tu nicho y en función de ello ver qué comparte la gente, especialmente los artículos o contenidos.

La ventaja de esta acción está en que las personas saben qué es lo que les interesa.

  • Usa los datos analíticos

Finalmente, si no quieres que las ideas de contenido dejen de fluir es más que recomendable que utilices los datos analíticos, estos son una de las mejores opciones a las que se puede recurrir para identificar nuevos temas a lo largo del año.

Para aprovecharlos correctamente debes tomar nota de tus datos en intervalos regulares, es decir, cada semana o cada mes. Al acudir a ellos debes buscar temas que ya has trabajado en el pasado y a raíz de ello determinar cuáles han tenido mejores resultados.

Los datos analíticos de tu marca revelarán el tipo de contenidos en los que debes enfocarte a futuro, por ejemplo, si escribes sobre marketing pero solo los temas relacionados con redes sociales son los que pegan, puede que ese sea el camino a seguir, así que a partir de esta idea debes buscar que temas pueden resultar más interesantes para la audiencia.

Ninguna compañía está exenta de quedarse sin ideas en algún punto de su existencia, por ello, saber dónde encontrar más o qué hacer para ganar tiempo mientras surge algo nuevo resulta fundamental para seguir desarrollando una actividad que ha ganado tanta relevancia como lo es la mercadotecnia de contenidos.