Tips para desarrollar buenas ofertas con tu marca

Las ofertas se pueden considerar una gran ventaja para los negocios dados los beneficios que pueden aportar, por ejemplo, la firma SmallBusiness señala que estos permiten, entre otras cosas, atraer a nuevos consumidores y generar consumidores recurrentes, mejorar las ventas, liberar el inventario, impulsar la reputación y ayudar a cumplir metas de ventas. Por otra parte, el HuffPost señala que para los próximos 12 meses, el 17.7 por ciento del total de los negocios pequeños será generado por la adquisición de promociones por parte de los clientes. Tenerlas en cuenta e implementarlas sin duda es algo que no pueden descartar las marcas y empresas, por ello en esta ocasión compartiremos lo que se necesita para generar buenas ofertas.

Los elementos que componen a las buenas ofertas 

De acuerdo con Facebook IQ y la firma Sebrae, estas son las mejores acciones que puede emprender toda marca o empresa que quiera desarrollar buenas ofertas para sus consumidores:

  • Crea un calendario de ofertas

El primer paso para comenzar a desarrollar buenas ofertas para los consumidores consiste en definir las fechas o calendarizarlas. Tal como lo definen las fuentes, una buena oferta no nace de la noche a la mañana, por lo que la falta de una estrategia de este tipo se puede considerar un camino que lleva a los malos resultados. Paralizar ofertas relevantes y bien hechos, se debe crear un calendario y planificar todo con anticipación. De esta forma se podrán lanzar las campañas en el momento más oportuno, lo cual es necesario para conseguir buenos resultados.

En un calendario de ofertas se deben considerar las fechas conmemorativas o celebraciones que hacen más sentido para los negocios, por ejemplo, Navidad, el Día de las Madres, San Valentín, el Buen Fin, etc., pero además de esto, también se debe tener en cuenta la estacionada de las ventas. Toda empresa tiene épocas donde las ventas son más difíciles de conseguir, en estos momentos las ofertas pueden equilibrar las cosas.

Por último, no olvides que las promociones u ofertas necesitan una fecha de inicio y una de finalización.

  • Considera estrategias diferentes para las distintas fechas

Haciendo énfasis en las fechas, debes saber que estas son clave para generar buenas ofertas para la marca. Como podrás imaginar, cada fecha especial o conmemorativa que mueve la compra de productos tiene un fin específico. Dependiendo del negocio, ciertas celebraciones pueden ser irrelevantes ya sea para la marca como tal o para ciertos productos o servicios que comercializa, por ejemplo,  para una tienda departamental no tiene mucho sentido lanzar una promoción de corbatas en el Día de las Madres.

Tal como lo señalan las fuentes, es importante entender una oferta para determinados momentos y el comportamiento de los consumidores durante estas fechas pues en función de ello es como se deben abordar las cosas. Facebook destaca que en fechas como San Valentín las personas pueden estar más dispuestas a gastar más dinero, cosa que puede que no ocurra en fechas como Navidad, considerando que los regalos pueden realizarse para más de una persona.

Es importante no olvidar también que las ofertas pueden ser una excelente forma de cumplir ciertos objetivos, como mejorar las ventas de un producto o disminuir el stock de otro.

  • Aprende que es una ventaja ante los ojos del consumidor

Las buenas ofertas son aquellas que más que representar resultados importantes para el negocio, representan un equilibrio entre los intereses del negocio y los del cliente, es decir que ambas partes ganen. Como lo señalan las fuentes, la oferta es el resultado de lo que una marca está en condiciones de ofrecer para obtener lo que necesita en ese momento, mientras que se generan ventajas que hagan sentido para los clientes y los beneficien realmente. Una oferta que solo busca un beneficio para la empresa y no para el cliente puede dañar la imagen de la marca e incluso el valor de los productos.

Para encontrar ese equilibrio, las marcas o empresas deben tener una buena noción del perfil de sus clientes, conocer aspectos como sus hábitos o lo que realmente les importa y lo que tiene potencial para que actúen.

  • Define una estrategia

Existen al menos 4 formas o estrategias para trabajar con las ofertas de una marca, de acuerdo con Facebook y Sebrae, estas se pueden desarrollar una vez que se define el momento y el equilibrio entre las necesidades del negocio y de los clientes. Con ello se puede pensar en acciones como:

  1. Descuentos. Esta es la primera estrategia que viene a la mente de las marcas que desean gestionar buenas ofertas, sin embargo se debe tener cuidado al desarrollarlos pues cuando se bajan los precios son planificar las cosas se puede obstaculizar la rentabilidad del negocio y reducir la valorización del producto o servicio.
  2. Descuentos progresivos. Este tipo de descuentos puede ser de gran ayuda para lograr que el cliente desee comprar más productos a la marca o empresa. La idea general es que cuanto más compra un cliente, mayor es el descuento que puede obtener, así, ambas partes se benefician. La marca puede incrementar el ticket medio y el consumidor puede aprovechar para comprar algún otro artículo que estaba necesitando y que creía que no podía adquirir en ese momento.
  3. Condiciones diferenciadas de pago. Tal como lo detallan las fuentes, no todo se trata de bajar precios, también se pueden llegar a aumentar sin preocuparse por los efectos que esto pueda provocar. Para ello se pueden simplemente flexibilizar las formas de pago, por ejemplo, si antes se ofrecían 3 meses sin intereses, se puede mejorar esa condición para ahora ofrecer 6 o más meses sin intereses pero durante fechas clave para alentar a los clientes a que compren.
  4. Envíos gratis. Por último, en el caso de las tiendas online, los envíos pueden marcar la diferencia para las marcas o empresas. Si una tienda ofrece un envío grátis, puede atraer más al consumidor. Sin embargo, esta acción no se debe desarrollar sin antes examinar la estrategia con cuidado, para los negocios pequeños puede ser difícil absolver esos costos de envío sin dañar su rentabilidad. No obstante, hay que contemplar la influencia que tiene la oferta en la logística, si el volumen de entregas aumentará, el costo del envío por producto puede disminuir.
  • Considera lo que la competencia está trabajando

Analizar a la competencia también es un aspecto que se debe contemplar para el desarrollo de  buenas ofertas que permitan superar a las que ellos tienen.

Las marcas deben contemplar qué ofrece la competencia como parte de sus ofertas, ¿un precio más bajo?, ¿descuentos progresivos?, ¿regalos? Cualquiera que sea el caso, es importante no perder de vista lo que hace la competencia y, más importante aún, adaptarse si es necesario.

Si se consiguen ofrecer mejores condiciones para los clientes, se podrá obtener una ventaja en cuanto a las ventas.

  • Comunica las ofertas sin ocultar nada

Cuando las marcas o empresas no tienen buenas ofertas es fácil encontrar historias de clientes que se sintieron estafados por no recibir lo que esperaban con determinada promoción o que se quedaron a medio camino porque la promoción resultaba muy compleja para aprovecharse.

Tal como lo plantean Facebook y Sebrae, cuanto más simples, directas y transparentes sean las reglas de las promociones, y más fácil sea para los clientes el obtener los beneficios ofrecidos, menor será la confusión o desconfianza y mayor será la probabilidad de conseguir resultados con esa oferta. Esto no quiere decir que no se deban considerar las ofertas más complejas, solo que si ese es el caso, todo debe quedar lo más claro posible, ya que si el cliente tiene que dejar todo lo que está haciendo para entender una oferta, puede que mejor decida considerar otra, que bien podría ser de la competencia.

  • Aprende de los resultados obtenidos

Finalmente, para desarrollar continuamente buenas ofertas es necesario analizar los resultados de una promoción y crear una memoria estrategia para apalancarla en las próximas acciones de la marca o empresa. La información obtenida de las ofertas es clave para planificar mejores acciones a futuro, ajustando elementos como el tipo de beneficio a ofrecer, la forma de comunicación con los clientes, etc.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299