x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

TikTok, la nueva cara de la guerra entre EU y China

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La guerra comercial entre China y Estados Unidos adquiere dimensiones cada vez más preocupantes. Ahora es TikTok la manzana de la discordia.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos adquiere dimensiones cada vez más preocupantes. Ahora es TikTok la manzana de la discordia. Y todo indica que ni sus más de 2 mil millones de usuarios ni su enorme popularidad entre todos los estratos sociales de la población la salvarán de las trabas burocráticas de la Casa Blanca. 

Todo comenzó el viernes pasado cuando, en un acto verdaderamente inesperado, el presidente Donald Trump anunció que vetaría a la red social china por temor a que fueran robados los datos personales de millones de ciudadanos estadounidenses. 

La Casa Blanca ha sido muy clara en los últimos días al externar su preocupación de que la empresa matriz de TikTok, ByteDance, pueda verse obligada a entregar los datos de los 165 millones de estadounidenses que actualmente utilizan esta simpática plataforma de videos. Algo que resulta paradójico viniendo de un país como Estados Unidos que tiene a empresas como Facebook, la cual también ha violado las normas de privacidad de sus clientes. 

En realidad, todo este show es un episodio más de la guerra tecnológica y comercial entre los dos gigantes que mueven la economía global. Y con el tema Covid-19 de fondo, lo de TikTok parece más un arrebato personal de Trump que una verdadera estrategia para proteger los datos de los estadunidenses. 

Hasta el momento, el ultimátum de la Casa Blanca es contundente: si TikTok no es vendido a una compañía estadounidense antes del 15 de septiembre, deberá irse de territorio norteamericano. Así de fácil. La primera empresa en apuntarse para la compra fue, por supuesto, Microsoft, de Bill Gates. Sin embargo, aún no hay nada seguro. Y esto se debe, principalmente, a las trabas fiscales y burocráticas que quiere imponer el gobierno de Trump a TikTok. No importa cuál sea el comprador: la transacción vendrá cargada de fuertes impuestos que tendrán que irse al Tesoro de Estados Unidos. 

“No me importa si es Microsoft o alguien más. Se cerrará el 15 de septiembre a menos que Microsoft o quien sea pueda comprarlo y llegar a un acuerdo, un acuerdo apropiado, de modo que el Tesoro de Estados Unidos obtenga mucho dinero”, dijo Trump ayer en una conferencia de prensa. 

Estos dimes y diretes entre China y Estados Unidos seguramente afectarán la dinámica global de la economía, porque desde hace ya un buen tiempo que ambos países luchan por la hegemonía económica mundial, pero fue hace año y medio que Donald Trump inició una guerra formal con la aplicación de aranceles a las importaciones chinas de hasta 25%. Un acto que en Beijing fue interpretado como un campanazo de guerra.

Las cartas están sobre la mesa: si China quiere hacer dinero en Estados Unidos, tendrá que pagar. Y no cualquier cosa.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados