• El mercado se encuentra cada vez más impactado por una serie de pautas mediante las cuales se determinan acciones que deben detonar, para ser trascendentes.

  • Tiffany&Co. es una de las compañías más representativas del mercado estadounidense, debido a la trayectoria que ha logrado como compañía.

  • El impacto negativo en sus ventas se debe a una baja de turistas chinos y aranceles para exportar sus productos al país oriental.

Tiffany&Co. aseguró que la guerra comercial que se vive entre Estado Unidos y China ha comenzado a afectar sus resultados como empresa y el impacto más directo que ha tenido, le llegó con los aranceles impuestos a los productos de joyería, que exportan de Estados Unidos a China.

Mark Erceg, chief financial officer de la marca, reconoció que ante estas medidas que han limitado sus operaciones, la marca no aumentará de manera significativa los precisos de sus productos en ese país.

Aunado a esta limitante, la marca ha visto un decrecimiento en el turismo chino que registra Estados Unidos, siendo este uno de los principales detonadores de ventas que registra la cadena de joyerías.

En medio de la crisis que enfrenta la cadena de joyerías, la marca protagonizó el reciente encuentro entre la Reina Isabel y Donald Trump, luego de que este le regaló un broche de plata en un intercambio de obsequios, como parte del protocolo por su visita a esta región.

Tiffany&Co. es una de las tantas marcas que se han visto afectadas por la pésima relación que en estos momentos tienen China y Estados Unidos. Huawei ha sido el caso más visible de esta áspera relación entre ambas.

Con la situación que enfrentan tanto Tiffany&Co. como Huawei, a pesar de que se trata de marcas totalmente distintas por el área en que se desempeñan, queda claro el rol que juega la geopolítica y lo importante que es reaccionar a crisis, entendidas como las situaciones que motivan cambios o adaptaciones.