CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Thin Content: Deshazte de las subpáginas sin valor para mejorar tu SEO

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El tema del Thin Content se hizo especialmente popular por primera vez en 2011, durante el lanzamiento de la actualización del algoritmo llamada Panda

Hoy en día, en el mundo de SEO es común escuchar mucho sobre la importancia del contenido en el proceso de posicionamiento web. “Content is King“, ¿cierto? Todos lo sabemos: sin buen contenido, llegar a posiciones altas en los SERP es muy difícil o es prácticamente imposible.

Esto sucede porque los algoritmos de los buscadores al final tienen un solo objetivo: darle al usuario el contenido que necesita, en el momento adecuado. Es más, el contenido de la mejor calidad disponible, presentado en una página con la UX altamente positiva. 

 Por esta razón, los algoritmos premian a los sitios web que tienen buen contenido y a la vez disminuyen la autoridad de aquellos que no ofrecen a los usuarios del internet el valor agregado alto. Las páginas que los algoritmos pueden reconocer como sitios web de bajo valor son páginas con el llamado Thin Content (contenido pobre, de poca calidad)

Lo que caracteriza ese tipo de sitios web es que contienen muy poco contenido único, se podrían haber generado de forma automática duplicando el contenido ya disponible en otra parte del sitio, tienen un número muy bajo de visitas… es decir, no ofrecen una experiencia positiva al usuario final. A menudo, estas son por ejemplo páginas de tags conocidas de WordPress o resultados de búsqueda indexeados dentro de la misma página.

El tema del Thin Content se hizo especialmente popular por primera vez en 2011, durante el lanzamiento de la actualización del algoritmo llamada Panda, que tenía como objetivo combatir los sitios web de baja calidad y bajar sus posiciones. Además, al mismo tiempo muchos sitios han recibido una penalización manual por parte del Search Quality Team de Google.

Desde entonces, han pasado más de 7 años y podría parecer que el problema se ha minimizado a lo largo de los años. Desafortunadamente, no es así: hoy en día muchos sitios todavía sufren problemas relacionados con el Thin Content. A menudo esto sucede no tanto por el descuido de los administradores, sino por la misma naturaleza de los sistemas CMS populares hoy en día, ya que generan de forma automática una gran cantidad de subpáginas innecesarias.

Las cantidades excesivas de ese tipo de subpáginas sin valor no solo pueden causar acciones algorítmicas o manuales negativas, sino que simplemente afectan la arquitectura del sitio web, ya que así se desperdicia el crawl budget de los robots de motores de búsqueda.  Los robots en lugar de poner atención a las partes importantes del sitio rastrean miles de subpáginas irrelevantes, y de esta manera pierden la oportunidad de usar más eficiente el tiempo asignado por los algoritmos a la página.

Creo que está claro lo importante que es evitar el Thin Content en tu sitio web. Sin embargo, si sucede que encuentras este problema en tu página, existen varias soluciones potenciales.

Podemos introducir desde cambios más pequeños como por ejemplo aumentar la longitud del texto, revisar las meta tags e incluir las palabras clave en ellas, llenar las etqieutas ALT, etc., hasta medidas más fuertes, como eliminar esas páginas por completo, deindexearlas o crearlas completamente de nuevo.

(“Make it better” – el consejo de Gary Illyes de Google sobre el thin content)

¿Cómo detectar el Thin Content en tu sitio web? Aunque en el caso de páginas pequeñas puede ser suficiente revisar manualmente las páginas indexeadas usando el operador clásico “sitio:”, la solución más confiable es rastrear la página usando programas como Screaming Frog, Sitebulb o plataformas online como DeepCrawl u OnCrawl.

En el caso de Screaming Frog, propongo ordenar las subpáginas por la cantidad de palabras que aparecen en ellas o el Text Ratio y, por lo tanto, identificar aquellas en las que se debe ampliar el contenido. Recordemos no caer en la exageración y no intentar aumentar la cantidad de palabras a fuerza en las páginas donde por naturaleza no hay mucho texto, por ejemplo, en subpáginas del formulario de contacto.

En el caso de Sitebulb, después de terminar el crawl vete a la parte llamada “On Page” y presta atención a la tabla “Word Counts”:

Además, si agregamos los accesos a Google Analytics y Google Search Console a Sitebulb, el programa también nos prepara una lista de páginas que no reciben ningún tráfico orgánico o reciben muy poco. Tal vez valga la pena pensar en simplemente deshacerse de ellas, por ejemplo, combinándolas con alguna otra subpágina temáticamente similar.

Tales acciones pueden muy positivamente afectar la visibilidad de un sitio web. Si quieren ser aún más efectivos en sus estrategias SEO, el análisis del sitio web con el fin de encontrar el Thin Content debería convertirse en una parte integral de su trabajo On Page. Buena suerte ☺ 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados