Tesla tiene un problema: activan el autopiloto de sus autos para grabar videos pornográficos

Tesla es una empresa que enfrenta un problema de innovación mal usada, ahora que sus autos están siendo usados para grabar videos pornográficos.

tesla
imagen: twitter
  • Tesla es una empresa que enfrenta un problema de innovación mal usada, ahora que sus autos están siendo usados para grabar videos pornográficos.

  • La adaptación del consumidor a las nuevas tendencias tecnológicas y digitales, atraviesa por un proceso donde surgen todo tipo de situaciones que replantean el objetivo de la innovación.

  • El consumidor hace mal uso de la innovación, cuando recordamos casos como la adicción que está generando los dispositivos móviles en sus usuarios.

La innovación es un término definido en Knowledge Management: Value Creation Through Organizational Learning, como “una nueva configuración del conocimiento que puede ser usada en el mejoramiento de procesos, productos o modelos de negocios”.

Con esta definición de Klaus North, el autor de la obra, podemos entender que la innovación es algo positivo, sin embargo, su mal uso se convierte en un problema para las marcas que provocan una disrupción con sus productos.

Apple lo hizo con el iPhone al plantear un nuevo ecosistema de productos, mediante el cual se revolucionó el segmento móvil.

Tesla, por su parte, logró no solo entrar al selecto grupo de marcas que dominaban la industria automotriz, alcanzó un valor de marca, se colocó como una referencia con sus automóviles de conducción autónoma y las obligó a lanzar sus automóviles eléctricos.

La conducción autónoma, innovación con problemas

A pesar de los cambios positivos que provoca, el mal uso de la innovación lo acabamos de ver con el caso de una pareja que ha grabado un video pornográfico, a bordo de un Tesla que marchaba con el piloto automático activado.

El incidente se registró en Estados Unidos y es protagonizado por la actriz de películas porno Taylor Jackson, quien aparece en el video que se ha publicado en Pornhub.

El problema que enfrenta Tesla con este incidente, es el uso inapropiado e irresponsable de la innovación que dicen ofrecer sus automóviles.

La conducción con piloto automático no está exenta de accidentes, por lo que siempre exige la atención del conductor, tal como lo señalan los manuales de la marca e incluso contradiciendo las temerarias declaraciones del propio Elon Musk, que pregonal la completa seguridad de la conducción autónoma, a pesar de los diversos incidentes fatales que este auto ha protagonizado.

El mal uso de la innovación se debe al proceso de adopción cultural que se necesita para lograr que un nuevo producto o servicio domine el mercado.

Facebook por ejemplo, innovó la forma en que nos comunicamos y para mantenerse relevante ha tenido que idear todo tipo de controles que la mantengan como una referencia y supere el mal uso de hacen de ella. Ese es el reto para las marcas, lograr que la innovación sea resistente a la adaptación cultural con que se da a conocer ante los consumidores.