• Se espera que Tesla pague por el terreno de Alemania alrededor de 45.23 millones de dólares

  • Una semana antes que la compañía encontrara estas bombas, se hallaron explosivos similares en otros lados de Berlín

  • Ambas pesaban más de 500 kilos, pero una se encontraba en la ciudad de Cologne y otra en la plaza principal de la capital

A lo largo de toda la industria de los autos eléctricos, las empresas están afrontando riesgos muy importantes. Compañías como Hyundai se han visto forzadas a realizar significativas inversiones para ponerse al corriente de sus competidores. Por su parte, empresas al estilo de Tesla tienen que enfrentar la lupa de las autoridades a raíz de las quejas de sus consumidores. Otros negocios enfrentan retos en su cadena de suministro, parecido a lo que la pasa a Toyota.

Por supuesto, hay barreras más importantes que afectan a toda la industria en general. Según Semicoductor Engineering, Tesla, Toyota, Hyundai y el resto del mercado aún no logran hallar una solución satisfactoria a la corta duración y largo tiempo de carga de las baterías. La BBC apunta que, como se trata de un sector relativamente naciente, aún no hay muchas opciones para los consumidores. Y según Deloitte la adopción estos vehículos no crece muy rápido.

Sin embargo, todos estos retos son, por así decirlo, normales. Son cosas que las empresas de autos eléctricos se esperarían encontrar en el corto, mediano y largo plazo. Además, se trata de barreras de las que han tenido una visión muy clara desde hace varios años y han trabajado arduamente para reducir sus efectos. Sin embargo, hay ciertas compañías que enfrentan una serie de desafíos extraordinarios y fuera de lo común. En el caso de Tesla, hasta explosivos.

Tesla encuentra bombas de la WWII en su futura fábrica de Alemania

Desde hace un tiempo que la compañía de Elon Musk trabaja arduamente por abrir su primer fábrica de Europa a las afueras de Berlín. Pero Tesla se está encontrando nuevos retos fuera de lo común en la construcción, y no se trata precisamente de un suelo blando. De acuerdo con Reuters, la compañía informó que encontró siete bombas enterradas en el terreno. Éstas pertenecen a aviones de ataque desplegados durante la Segunda Guerra Mundial (WWII).


Notas relacionadas


Las bombas tienen un peso de 50 kilos y fueron lanzadas por Estados Unidos (EEUU) durante su asedio a Berlín al final de la WWII. Las autoridades locales se encargarán del aseguramiento y desmantelamiento de los explosivos. En un comunicado, el Ministerio del Interior dijo que se asegurarán los artefactos para desactivarlos después. Así como ahora pasó a Tesla, es común encontrar este tipo de armas  y explosivos enterrados en los alrededores de la capital alemana.

¿Buenas noticias para los rivales de Elon Musk?

No es poco común que la apertura de fábricas sea parte de los planes de expansión de las marcas como Tesla. Volkswagen, por ejemplo, hace poco anunció una considerable inversión en una planta de pilas eléctricas que podría ayudar a alimentar futuros modelos. Huawei, por su parte, tiene planeado abrir una nueva locación en América Latina. En el lado contrario de la moneda, el cierre de instalaciones de manufactura es una muy mala señal de crisis inminente.

Ciertamente no hay peligro que se vayan a paralizar las operaciones de Tesla en Alemania por el descubrimiento de estas bombas. Como ya se dijo, no es poco común que se encuentren de forma regular estos artefactos a lo largo y ancho de Berlín. Pero es posible que los rivales de Elon Musk se ven ligeramente beneficiados por este giro de eventos. Al menos, si es que tienen un poco de buena suerte y las operaciones de aseguramiento se llegan a complicar.

El Ministerio del Interior aseguró que Tesla deberá esperar a que se quiten las bombas en una fecha posterior. Es incierto si otras obras podrán continuar lejos del sitio donde estén los explosivos. Pero hay una posibilidad que se tengan que paralizar ciertas actividades en el corto plazo. Así que los rivales de la compañía en Alemania podrían tener un respiro más largo antes que una de las amenazas más grandes de EEUU termine de instalarse en su puerta.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299