• En promedio, se estima que los profesionales de Estados Unidos pueden ahorrarse hasta dos mil 700 dólares anuales

  • Con el home office, también se pueden reducir en hasta cuatro horas los tiempos diarios de traslado de muchos profesionales

  • Asimismo, muchas organizaciones han notado que este esquema reduce las distracciones en el entorno laboral

Una de las pocas industrias que se vio beneficiada por la pandemia fue la del home office. Empresas como Facebook y Shopify han decidido que no volverán a al esquema de oficina que tenían hace unos meses, más allá del riesgo de infección. Otras marcas, al estilo de la nórdica Prisma, están adecuando sus colecciones de ropa a este formato laboral. Incluso ya es parte de las iniciativas de marketing de firmas en la categoría de Wunderman Thompson.

No es del todo sorprendente que el home office sea tan popular ahora. Por años, expertos han defendido las ventajas de este formato por encima de otros esquemas laborales. De acuerdo con Forbes, ayuda a ahorrar gastos en gasolina y tiempo perdido. Monster reafirma que todas las empresas pueden reducir costos en renta de oficinas, pago de servicios, etcétera. Y en datos de Organized Interiors, ayuda a aumentar la productividad y bajar los niveles de estrés.

Por supuesto, el home office no es una fórmula mágica que cualquier marca puede usar y que le funcionará de inmediato. Las empresas que deseen implementar de forma permanente este modelo, tendrán que invertir mucho en hacer que funcione. Y más importante aún, deben estar al pendiente de las principales tendencias del sector para poder adelantarse a ellas. Por ahora, en datos de Comunal Coworking, hay cinco temas importantes que se deben de atender:

Monitoreo de colaboradores en home office

Entre los principios más importantes de un buen trabajo en casa es darle a las actividades de tipo profesional el debido tiempo y espacio. Por desgracia, hay muchas personas que no están  acostumbradas a este sistema y aún no logran manejarlo adecuadamente. Claro, es crucial en un home office confiar que los colaboradores están haciendo su parte por hacer avanzar a la compañía. Pero también debe haber sistemas para corroborar su aportación a la empresa.


Notas relacionadas


Protocolos de ciberseguridad

Como ya se dijo, el home office no es un sistema fácil de adoptar. Uno de los retos que han probado ser más difíciles en los últimos meses ha sido proteger la información de la empresa. Y es que en una oficina se pueden establecer sistemas generales para evitar ciberataques. En un formato a distancia, cada hogar debe tener una serie de buenas prácticas y software para evitar ataques. Así que es una tendencia que no se debe dejar de atender en el largo plazo.

Home office y espacio personal

Trabajar desde casa, contrario a la creencia popular, no sirve cuando la gente está en su cama y en pijama. Claro, se puede hacer de esta forma pero no es ni de cerca igual de productivo y efectivo que tener un lugar designado para estas actividades. Cada uno de los colaboradores que estén en home office debe estar consciente que debe tener un lugar designado para llevar a cabo sus actividades. Y que debe estar acondicionado lo mejor posible a sus necesidades.

Capacitación y cultura virtual

No es lo mismo dirigir una empresa presencialmente o en home office. Las empresas deben de invertir en fomentar buenas prácticas de cooperación y comunicación a distancia entre todo su personal. De lo contrario, los esfuerzos de la organización pueden terminar por deshacerse. Lo anterior aplica también en capacitaciones y entrenamientos. Se debe desarrollar un sistema en donde todo el personal sepa la mejor forma de manejarse en este ambiente digital y remoto.

Flexibilidad del home office

De nuevo, el trabajo remoto no es una solución mágica a todos los problemas de la empresa. Si bien es cierto que muchas personas quieren y pueden llevar a cabo este sistema, no es ni del agrado de todos, ni es posible activarlo en todas las áreas de la organización. Es crucial que un sistema de home office venga acompañado de mucha flexibilidad. Esto, de forma que la gente que así lo quiera (o necesite) tenga un espacio físico donde pueda laborar a futuro.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299