¿Qué tendencias están surgiendo en fast food retail?

El fast food retail está enfrentando una serie de tendencias que han resultado de una evolución en el patrón de consumo, en gran parte estimulada por la irrupción digital.

El segmento de este tipo de alimentos, de acuerdo a un estudio realizado por Business Insider, colocó a Wendy’s como la mejor hamburguesa; Papa John’s en la categoría de mejor pizza y Starbucks como el mejor café.

Para lograr este reconocimiento entre consumidores, es necesario conocer algunas tendencias, que están desarrollándose en el mercado del fast food.

Gasto en aumento ¿nuevos conceptos de comida?
Datos de Domino’s Pizza y NPD Group señalan que el gasto de los consumidores de fast food puede mantener el patrón de crecimiento reportado hasta 2015 en 273 mil millones de dólares, tras registrar un crecimiento de entre cinco y 10 mil mdd por año.

Con base en esto, será determinante para las marcas de esta industria identificar los nuevos patrones de consumo en los que comienza a generar interés la demanda, por ejemplo, de alimentos saludables, tal como lo solicitan el 24 por ciento de consumidores en restaurantes de fast food, de acuerdo a un reporte de Technomic (2014).

Esta tendencia también está llevando a las cadenas, a la creación de nuevos productos como son los snacks, pues de acuerdo a Darby Hughes en declaraciones a la prensa especializada, con estos sacan provecho a segmentos de tiempo desaprovechado en un día de venta, de ahí que Starbucks tenga una oferta de alimentos más amplia y no solo de bebidas, mientras que cadenas como McDonald’s o Domino’s Pizza estén apostando a productos como los sticks de queso fritos.

Experiencia en restaurantes: diferente
McDonald’s, la tienda con mayor valor de marca dentro de la industria del fast food retail, está implementando nuevos conceptos que ha puesto a prueba en su tienda de  St. Joseph, en Missouri, Estados Unidos, como el de ofrecer una tarifa única para consumir papas fritas.

Otro concepto aplicado en esta tienda es la de personalizar postres, hamburguesas y recibir la atención de parte de los empleados, que llevarán los productos a la mesa del cliente, lo que se suma a un creciente uso de estrategias que buscan crear experiencias en los consumidores.

Consumidor digitalizado
La tecnología está sazonando al segmento fast food y una prueba de ello son las aplicaciones desarrolladas por cadenas como Taco Bell, cuya app permite a los consumidores preparar su orden de alimentos para que al llegar a tienda esta se encuentre lista, sin necesidad de hacer fila.

El uso de la tecnología también ha llevado a modificar la experiencia delivery tal como lo ha demostrado Starbucks, que en Estados Unidos se encuentra asociada con Postmates, en un servicio de prueba con el que entrega sus bebidas en el domicilio de los consumidores.

Lo que demuestran estos ejemplos, es que el fast food está mirando a un consumidor digitalizado, hecho que lo obliga a aliarse de la tecnología y mejorar su experiencia en tienda o conocer mejor a sus clientes, ya no solo con la dirección, sino con su patrón de consumo. En conjunto esto podría representar a futuro para las marcas, un gasto menor en empleados, pues el peso de su negocio está por concentrarse en las plataformas digitales.