Tendencias de viajes de incentivos para 2018

No tengo dudas que en 2018, los viajes de incentivos seguirán siendo muy importantes para las empresas, ya que han demostrado ser una efectiva forma de premiar y reconocer a sus empleados por medio de experiencias sin propósitos de negocios o de capacitación; se enfocan en motivar e inspirar.

Con base en un estudio publicado por la revista Forbes “El turismo de reuniones atrae a México más de dos millones de visitantes cada año. Este segmento genera más de 13 mil millones de dólares y 85 mil empleos directos”.

Los viajes de incentivo son una estrategia positiva para motivar tanto al personal, como a clientes. Los que formamos parte de la industria de reuniones, utilizamos frecuentemente el término MICE (Meetings, Incentives, Conferences and Exhibitions), reuniones, incentivos, conferencias y exhibiciones. Es un término que se refiere al traslado de grupos grandes de personas que son organizados y reunidos por un propósito particular, normalmente los que planean estas empresas son corporativos, instituciones, asociaciones o grupos que comparten gustos y objetivos.

Existen agencias que se dedican exclusivamente a enviar grupos de incentivos, ya sean viajes nacionales e internacionales. En base a mi experiencia como agencia que organiza este tipo de eventos, visualizo un 2018 lleno de retos y oportunidades: el tema de enviar grupos a Estados Unidos, opino que definitivamente va a seguir restringido. Este año ya se presentaron limitaciones importantes de empresas mexicanas que quisieron evitar problemas migratorios a sus empleados por las nuevas políticas de nuestros vecinos del Norte, por lo que gran parte de estos viajes se realizaron en Canadá; País que se ve favorecido, ya que coincide con que eliminaron el trámite de la Visa especial que se necesitaba para que los Mexicanos ingresáramos a Canadá; hoy en día lo único que piden es un permiso de entrada que se tramita a través de Internet y es realmente sencillo de obtener.

Opino que los viajes de incentivo a Europa en 2018 van a mostrar una estabilidad con respecto a este año. Asumo, por otro lado,  que los éste mismo sector del turismo de reuniones, se van a incrementar dentro de nuestro país, tanto por el factor Trump, como el factor de los elevados costos de volar a Canadá, porque aunque las facilidades para ir son más sencillas, los costos de los vuelos son altos y saturados.

Me parece oportuno citar a John D. Rockefeller: “Yo siempre intento convertir cualquier desastre en una oportunidad”; después del sismo del pasado 19 de Septiembre que desafortunadamente todos los mexicanos sufrimos de diferente manera; se ha generado una consciencia especial  que motiva e invita a las empresas a organizar más viajes de incentivo y de esta manera reactivar la economía y generar mayores empleos dentro de nuestras ciudades coloniales y playas. Visualizo que la combinación de estos diversos factores, beneficiarán a México a nivel de la industria de turismo de reuniones.

En cuanto a la recepción de viajes de incentivo de grupos que provienen del extranjero, considero que el factor Trump también estará presente con una connotación negativa en países europeos y en Canadá, lo cual puede ser también otro punto que beneficie a nuestro país, ya que habrán nuevas empresas que decidan traer sus viajes de incentivo a tierras mexicanas.

Sin embargo, no podemos dejar de lado que México desafortunadamente sigue teniendo problemas de falta de seguridad y esto se refleja en Estados Unidos con las “Alertas de Viajes” que emite para informar a su población; esto es delicado ya que influye en los viajeros y en las empresas, ya que las Aseguradoras Americanas aumentan sus primas, sus deducibles o inclusive podrían decidir no pagar los seguros, y es una realidad que los norteamericanos se basan mucho en estos elementos para su toma de decisiones. Por ejemplo, el turismo en Cancún ya se ha visto afectado y podría perjudicar a otros destinos.

Considero que el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Turismo  y específicamente a través del Consejo de Promoción Turística debería de invertir más recursos en una promoción más eficiente de “México”, de sus bondades, de su cultura, de su gente buena, de su excelente servicio y hospitalidad, de su belleza, de sus diversos y bien estructurados destinos turísticos. Tomemos en cuenta que el turismo de reuniones contribuye a elevar el gasto promedio por persona de los visitantes, se ha demostrado que gastan entre tres y seis veces más que un turista de placer.

Hoy en día los fondos para las asociaciones de la Industria de Reuniones se han visto considerablemente reducidos, y a la vez, hemos visto derramas importantes de fondos del CPTM direccionadas a la Fórmula 1 o en peleas de Box en Las Vegas.  Estas estrategias de mercadotecnia, en mi opinión, tienen el objetivo de generar presencia de marca; sin embargo, lo que necesita nuestro país son más Turistas. Esperemos que en el 2018 el CPTM tenga una estrategia de negocios bien definida y que su ejecución sea la correcta destinando los recursos en actividades como: participación eficiente en ferias internacionales de turismo de reuniones, publicidad en publicaciones especializadas a nivel internacional y por supuesto apoyo a las Asociaciones de la Industria de Reuniones, que están en contacto directo con las agencias y usuarios, que son quienes indudablemente, han construido esta industria y la han hecho más fuerte.