• Televisa es uno de los gripos de medios más grandes del país

  • Pero ha resentido una caída abrupta en sus ingresos publicitarios

  • Desde 2018 sufrió un franco declive del que no se ha recuperado

Sabemos que los medios de comunicación tienen en la venta de espacios publicitarios una de sus principales fuentes de ingresos, si estas no andan muy bien, las compañías lo resienten. Tal es el caso de Televisa, empresa que desde hace tiempo sufre para recuperar este rubro, no obstante, parece que el panorama se aclara un poco.

El grupo de medios más grande del país y uno de los de mayor alcance y peso en Iberoamérica, dio a conocer los resultados financieros de su segundo trimestre en el que se destaca la caída de la publicidad, pero un crecimiento en las ganancias.

Los números de la televisora

La tarde del martes Televisa presentó su informe ante la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y su grupo de accionistas, en el que indicó que tuvo ingresos por 22 mil 407.2 millones de pesos, lo que representa una caída de 7.8 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

Según la firma en su reporte, el resultado se debió a una reducción en las ventas de publicidad y de otros negocios. De tal forma, detalló que las ventas por publicidad en el periodo de abril a junio del presente año fueron de 2 mil 922.2 millones de pesos, una baja de 33.1 por ciento respecto a los 4 mil 370.3 millones de pesos que registró durante el mismo periodo, pero de 2019.

“La disminución se explica por un deterioro en la economía mexicana debido a COVID-19, misma que derivó en una reducción de los presupuestos publicitarios en muchas categorías, tales como alimentos y bebidas, venta minorista, telecomunicaciones, viajes y entretenimiento fuera del hogar” detalló la empresa en su reporte.

No obstante, resaltó una mayor rentabilidad pues Televisa indico que la utilidad neta se incrementó un 57.5 por ciento, hasta alcanzar los mil 989 millones de pesos, superando los mil 263 millones de pesos reportados el mismo periodo del año pasado.

Te puede interesar:

El reto para Televisa

Evidentemente es la venta de publicidad pues desde 2018 sufrió un franco declive y, aunque han dado señales de recuperación, aún no es suficiente para recuperar el terreno perdido.

Sin embargo, por ahora no es su mayor problema, sino los contenidos, pues al parecer no son lo suficientemente atractivos para los anunciantes, factor que agudiza la crisis de una de sus principales fuentes de ingresos. Y, si a esto le agregamos el difícil contexto derivado de la pandemia del coronavirus que ha motivado que muchas marcas rectifiquen sus presupuestos, la televisora ha enfrentado un reto importante en el primer semestre.

“Dependemos en parte de la demanda de publicidad de las empresas centradas en los consumidores, y la pandemia de COVID-19 ha causado, y podría seguir causando, que los anunciantes reduzcan, pospongan, o, en algunos casos, eliminen su gasto publicitario en nuestras plataformas. Recientemente, hemos reiniciado nuestra producción de nuevo contenido siguiendo los requisitos y las pautas de salud impuestas por el Gobierno mexicano”, puntualizó Televisa.

A esta situación se suma que la televisora tuvo que suspender la producción y realización de diversos contenidos deportivos y de entretenimiento y, aunque algunos recientemente han comenzado a operar nuevamente, la realidad es que representan una reducción de espacios a comercializar.

Pero, no todo está perdido y la empresa podría recuperar terreno. Para empezar, la utilidad neta atribuible a los accionistas de la compañía fue de mil 739.5 millones de pesos, un 89,3 por ciento más frente al mismo periodo del 2019, cuando fue de 919.1millones de pesos.

Lo anterior gracias a que las ventas (no publicitarias) crecieron un 10 por ciento y a que está reforzando otras divisiones de negocio, como su oferta over the top (OTT), la telefonía celular y promociones vinculadas a estos dos rubros.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299