La competencia en el mundo del entretenimiento es cada vez más compleja. Hoy empresas como Televisa o TV Azteca no sólo ven en plataformas como Netflix a un gran rival; nuevas firmas se suman al terreno con propuestas on demand en donde el contenido original es la mayor apuesta. Apple es el gran ejemplo.

Las audiencias hoy son conquistadas por nuevos formatos de entrega y producción de contenidos, lo cual ha dejado en una desventaja evidente a las firmas más longevas del mercado, aún cuando en más de una ocasión estos grandes imperios del entretenimientos han tratado de dar una vuelta a su negocio.

Si no puedes con el enemigo…

Para muestra basta con reconocer los resultados del segundo trimestre entregados por Televisa, en donde la caída de ventas publicitarias es claro indicador de una merma en cuanto a audiencia: A menos ojos que conquistar, menos interés de los anunciantes por invertir.

La televisora de San Ángel informó que durante el segundo trimestre del año, sus ventas por concepto de publicidad reportaron una caída del 17 por ciento para alcanzar los 4 mil 370.3 millones de pesos, cifra legaba a los 5 mil 265 millones de pesos reportados durante el mismo periodo de 2018.

“Por el lado del sector privado, los ingresos disminuyeron debido a un comparativo difícil con el año pasado y una desaceleración en los ingresos por publicidad”, señaló la compañía en el ya mencionado documento.

Estos números son sólo una consecuencia de una tendencia a la baja en audiencias que la televisaron (así como el resto de los jugaron del sector) han padecido de cara a la llegada de servicios como Netflix.

Como respuesta, desde hace algunos años, la empresa liderada por Azcárraga lanzó su propio servicio de contenidos on demand, el cual no ha tenido hasta el momento el éxito esperado.

Los números son claros al respecto. A decir de un análisis realizado por la firma Dataxis, al cierre del año pasado Blim sumaba un total de 150 mil usuarios activos. En un terreno de competencia muy lejano, Netflix registró en el mismo periodo 6.2 millones de cuentas activas, mientras que Clarovideo hacia lo propio con 2.2 millones.

Una nueva alianza

Ante la aparente imposibilidad de competir con estos que se han abanderado como los nuevos grades líderes del segmento, todo parece indicar que la mejor estrategia será unirse al enemigo.

Luego de que hace tres años Televisa decidiera sacar sus producciones originales de Netflix, ahora mediante su marca Izzi Telecom, la firma ha vuelto a tener un acuerdo de distribución con la empresa de streaming.

Este movimiento sería sólo el principio de una intención mayor. Diversos medios de circulación nacional indican que la televisora habría firmado cuando menos una docena de acuerdos con el servicio de Reed Hastings para producir contenidos en conjunto.

Tal y como publican desde El Financiero, en conferencia de prensa con analistas, Patricio Wills, director de Televisa Studios, afirmo que uno de los proyectos en los que trabajarán con la plataforma de streaming se llamará El Dragón, mismos que basado en una obra del escritor Arturo Pérez-Reverte, entregará una visión contemporánea del mundo de la delincuencia a nivel mundial.

A este se sumarán otros títulos como The Masked Singer, competencia de canto en la que las celebridades se enfrentan entre sí con disfraces para mantener ocultas sus identidades.

Adicional, Wills refirió que se rehicieron algunos de los melodramas más icónicos de Televisa para presentarlos en series de 25 capítulos cada uno (en ligar de las mas de 150 entregas con las que se transmitieron originalmente), entre los que destacan títulos como Cuna de Lobos, Quinceañera y La Usurpadora.

EN medio de estos anuncios, también se dio a conocer que la bioserie de Luis Miguel será retransmitida en el canal Las Estrellas a partir del próximo lunes 12 de agosto.

Ante una mayor competencia, las firmas de entretenimiento parecen comenzar a cerrar final y mientras que Netflix se beneficiará del potencial alcance que aún tiene Televisa, la televisara mexicana intentará aprender un modelo de entretenimiento que sin duda marcó un hito en la historia más reciente del sector.