Durante la noche de este lunes, Televisa estrenará una nueva telenovela titulada “Doña Flor y sus dos maridos”, una adaptación de la novela de Jorge Amado escrita en 1966 que tuvo su primer aparición en televisión durante 1976 en Brasil, para pocos años más tarde llegar a las pantallas de Hollywood bajo el título “Kiss Me Goodbye”.

Como sucede con cada estreno de la televisora de San Ángel, la producción se acompañó de una agresiva campaña de promoción que fue visible tanto en medios digitales como tradicionales, la cual ahora ha puesto a Televisa en medio del debate.

La polémica se desató luego de que la influencer y conferencista, Trixia Valle, denunciara la aparición de un espectacular promocional de esta telenovela en la que aparecen los protagonistas de la misma. ¿El detalle? Uno ellos aparece desnudo al tiempo que toca el trasero de la actriz que da vida a “Doña Flor”.

Para Valle, la ejecución “va en contra de los valores familiares” al tiempo que se dijo “traumada, consternada, enojada, molesta, decepcionada de Televisa”, por aprobar una campaña publicitaria de dichas características. “No se vale que Televisa corrompa a nuestros niños con estas imágenes, estas ideas, esta sencillez de mostrar que todo se vale, ser promiscuos, mostrar a un hombre desnudo en plena calle, una mujer tapándole las pompas, agarrándole la mano a otro. Dando claras muestras de que la infidelidad es algo correcto y normal”, afirmo desde sus redes sociales.

Las dos caras de las audiencias

Las declaraciones de Trixia generaron toda clase de respuestas por parte de sus seguidores y usuarios de redes sociales. Mientras algunas personas se sumaron a la descalificación, otras tantas tacharon el comentario de “retrogada y de doble moral”, al tiempo que defendieron la ejecución de la televisora al indicar que es parte de la “picardía” que la misma trama encierra.

Lo anterior sólo es un ejemplo más de lo complejo que resulta para las marcas de cualquier categoría generar contenido con la capacidad de adaptarse a los deseos, expectativas e intereses de las audiencias, más cuando estos se relacionan con temas que pueden ser controvertidos por naturaleza como en este caso en donde la sexualidad parece estar al centro de la discusión.

Si la ejecución sobrepasa o no las normas sociales, dependerá del criterio de cada audiencia; sin embargo, lo que queda claro es que, en tiempos actuales, los valores con los que se relacionan las marcas son vitales para conectar de manera efectiva con la audiencia.

Recordemos las conclusiones entregadas por eMarketer, las cuales indican que el 50 por ciento de los consumidores reconocer haber comprado por lo menos alguna vez en función de los valores éticos de las marcas, mientras que el 56 por ciento de los mismos afirma que dejaría de comprar algún producto si considera que la empresa que lo respalda carece de ética.

Por tanto, los caminos para acercarse al consumidor hoy son diferentes. Aunque antes una buena relación costo-beneficio podía otorgar una buena imagen a casi cualquier firma comercial, en la actualidad valores como la confianza (87 por ciento), transparencia (73 por ciento) y respeto a los consumidores (67 por ciento) son atributos fundamentales para lograr verdaderas conexiones con los públicos meta, según un reciente estudio firmado por GfK.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299