¿Televisa confunde Peña Nieto con un ladrón? el riesgo de la información que se comparte en redes sociales

Desde que se relacionó la posibilidad de que Facebook tuvo un impacto significativo en la elección de Donald Trump como futuro presidente de Estados Unidos, debido a la información falsa que se posicionó en el News Feed de la red social presuntamente incidió en la opinión del electorado, el tema ha ganado mucha relevancia.

Si bien, las fake news no es algo nuevo, sino que ha existido desde siempre, actualmente ha ganado espacio en la agenda de los medios de comunicación, las redes sociales y de analistas a causa de su relación con diversos hechos.

Casos hay un gran número, sólo en México el tema de los saqueos en los primeros días de enero cuyo origen se sitúa en un Tweet con el hashtag #SaqueaUnWalmart derivó en tensión, miedo, pérdidas económicas e inseguridad. Todo producto de la desinformación que, en algunos casos, fue aprovechada para delinquir.

Otro caso es el que implicó al programa 10 en Punto, conducido por Denise Maerker, transmitido por Canal 2 (Las Estrellas) de Televisa.

Según publicaron diversos usuarios en Twitter, Facebook y dos videos compartidos en YouTube, durante la emisión del pasado lunes 16 de enero, se mezcló “por error” una imagen del presidente Enrique Peña Nieto con un super que tenía la leyenda “capturan a líder de grupo que robaba gasolina”.

Imagen: video de YouTube
Imagen: video de YouTube

Sin embargo, el hecho carece de veracidad, ya que la imagen que aparece en el presunto video (sin audio original) no corresponde a la que se emitió durante el programa. Esto después de cotejar la posición de las manos de la conductora y las composición del encuadre de la imagen -considerando como punto de referencia las pantallas detrás de ella-, resultando que no coincide la información ofrecida con la presunta leyenda e imagen.

televisa-10-en-punto-16-enero
Imagen: video programa 10 en Punto

Este tipo de publicaciones pueden derivar en desinformación, no sólo por lo que se pueda compartir en redes sociales, sino por lo que los medios en algún momento decidan replicar como origen de lo que se publica en este tipo de plataformas.

Ejemplo de lo anterior es lo sucedido el pasado 4 de enero con Radio Fórmula durante la crisis derivada de los rumores compartidos en redes sociales que denunciaban presuntos saqueos en varias partes del país. Si bien, sí sucedieron actos de rapiña durante ese día, no todas las denuncias fueron verídicas, incluso utilizaban imágenes falsas para compartir la supuesta información.

Imagen: Captura de Twitter
Imagen: Captura de Twitter

En el caso del medio de comunicación así sucedió. Ya que aquel día, una imagen en la que se ve a algunas personas con tubos y demás objetos en una actitud violenta o para generar disturbios ganó cierta viralidad en las redes, misma que fue compartida en la cuenta de Twitter de Radio Fórmula para denunciar un presunto desorden en Tultepec, Estado de México.

La imagen era falsa y no correspondía a un hecho en México, sino en otro país y año. Algo que obligó que el medio de comunicación publicara una disculpa por el error.

Estos ejemplos muestran cómo la difusión de información falsa en redes sociales puede afectar a las marcas, debido a que la reputación de un medio se construye, en gran medida, en el tipo de información que difunde.

Al respecto, de acuerdo con Llorente & Cuenca, el 80 por ciento del valor de las compañías tiene que ver con sus medios intangibles mismos que se dividen en la marca corporativa y la reputación.

Lo que puede estar en riesgo al compartir, difundir o dar como cierta relevancia a algún tipo de dato falso que, en el caso de las redes sociales, un alto porcentaje producto de bots identificados en la red. Ejemplo de ello es el caso del hashtag #SaqueaUnWalmart, que tuvo cerca de 146 mil impresiones y un alcance de 124 mil 570 cuentas, de acuerdo con cálculos de TweetReach.

Si bien es cierto que en el caso de Televisa, el intento de difundir un error durante la transmisión de uno de sus noticieros estelares, que no se puede confirmar si sucedió o no, no se convirtió en tendencia o creció al grado de ser replicado como una noticia, sí termina por afectar la imagen del programa y de la cadena.

A su vez, en el caso de Radio Fórmula, muestra como un error al no confirmar la información compartida en redes sociales, le significó críticas y la necesidad de emitir una disculpa pública, igualmente afectando su reputación.

Sin duda, no hay medio en el mundo que no esté exento de cometer errores; los periodistas, reporteros, jefes de información, redactores y editores son humanos y, como tal, están expuestos a equivocarse. La formación se difunde de una manera tan veloz que es difícil, aún para las oficinas más grandes poder seguir este paso, lo que hace que se incremente la posibilidad de una falla.

No obstante, los medios deben diseñar protocolos y procesos de verificación de dicha los datos, rumores, denuncias, y demás, a la hora de generar un contenido.