x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Tecnología y pandemia cambian prioridades y preocupaciones de los profesionales latinoamericanos

A raíz de la crisis sanitaria, varios profesionales y líderes han notado nuevos retos post-pandemia para la reconfiguración del trabajo

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
prácticas profesionales
  • Muchos expertos esperan que los cambios en los entornos de trabajo a raíz de la COVID-19 mejoren la situación social

  • Pero lo cierto es que muchos profesionales aún ven retos importantes en temas como inclusión y coordinación de tecnologías

  • Buena parte de estos temores están particularmente presentes en América Latina, una de las regiones que más sufrió la pandemia

Una de las grandes realidades de la pandemia es que reestructuró por completo los espacios de trabajo. Tan ha sido así, que se espera que varias tendencias continúen afectando, en 2021 y más allá, cómo funciona el mercado. Esto, por supuesto, significa que los profesionales van a tener que ajustarse a algo mucho más permanente que una simple situación de emergencia. Muchas costumbres, ahora y para siempre, tendrán que ajustarse a las nuevas circunstancias.

Agentes como BBC hablan de un espacio de trabajo más híbrido, equitativo y virtual first. Sin embargo, estas perspectivas profesionales están pensadas para los países occidentales más ricos. Aunque América Latina comparte muchas características con Estados Unidos (EEUU) y Europa, no es lo mismo. Por eso es necesario un análisis más específico para la realidad de la región. Y es que la zona ha evolucionado a un ritmo distinto que otros países en el mundo.

El cambio profesional en América Latina tras la pandemia

Según agentes como Vatican News, la región se vio duramente afectada por la crisis sanitaria a raíz de los problemas que ya existían desde antes de la pandemia. La informalidad y la alta tasa de desempleo ya eran un reto antes del 2020, y con la COVID-19 se intensificaron. Esto, por supuesto, tendrá un efecto potencialmente permanente en el entorno que deben enfrentar los profesionales de la región. Pero también hay diferencias muy concretas para las oficinas.


Notas relacionadas

Los empleos de la pandemia, estos fueron los más solicitados por empresas este año

Las profesiones del COVID-19, trabajos que surgieron en la pandemia

Reducción de horas de trabajo por pandemia costó 255 mil empleos: OIT


Aunque estos espacios parecen seguir las mismas tendencias que se han visto ya en países desarrollados, sí hay algunos puntos específicos. El Centro de Conciliación Familia y Empresa del IAE Business Schoool de Argentina lanzó una investigación sobre el futuro de los entornos profesionales tras la COVID-19. En este estudio, identificó algunas tendencias clave sobre el futuro de la gestión de talento, la inclusión y preocupaciones similares entre las empresas:

Tecnología para procesos profesionales más flexibles

En el 88 por ciento de los casos, se cree que las modalidades blend, donde se combina la presencialidad con la virtualidad, será la forma preferida de trabajar. Lo anterior también llevará a la facilitación de la gestión de equipos locales e internacionales. Además, se espera que se tenga un mayor respeto por la separación entre la vida personal y profesional de todos los colaboradores. Al menos así lo parecen esperar ocho de cada diez líderes encuestados.

Integración en la nueva normalidad

Muchas personas también están de acuerdo que se debe priorizar la inclusión de profesionales a los nuevos espacios de trabajo, independientemente si están o no físicamente. Así pues, el 90 por ciento apunta que se debe asegurar que las responsabilidades familiares no sean vistas como un impedimento al trabajo. 88 por ciento dice que consideraría implementar esquemas parciales con salario proporcional. Y también se quieren respetar más los tiempos de trabajo.

Pendientes a favor de profesionales mujeres

También hay una preocupación que el futuro post-COVID no priorice la incorporación de las profesionistas al entorno laboral. 72 por ciento cree que hace falta promover una cultura más incluyente que elimine los comportamientos sexistas. Dos terceras partes aseguran que aún persisten los prejuicios contra este sector de la población. Además, para seis de cada 10 colaboradores, falta un interés genuino de CEOs y directivos en abordar estas problemáticas.

También hay fallas entre hombres

Aunque el tema de la inclusión de género se considera principalmente un problema de las mujeres, según seis de cada 10 encuestados, también los hombres deben cambiar actitudes. Muchos de los profesionales varones, casi tres cuartas partes, apuntan que no quieren un rol más activo por miedo a burlas, críticas o rechazo. Y dos terceras partes admiten abiertamente que todavía tienen creencias y estereotipos muy marcados sobre su rol en la familia y el hogar.

Otros artículos exclusivos para suscriptores