Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Taxista cobra 230 mil pesos en un viaje de 11 minutos y esta es la razón

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Sucedió en la ciudad de San Francisco, California, donde una mujer de 51 años de edad decidió tomar un taxi tradicional y el viaje le terminó costando más de 200 mil pesos.

Luego de tomar un taxi en la calle, una pasajera terminó pagando la cantidad de 230 mil pesos por un viaje que duró solo 11 minutos.

En la actualidad, es difícil transitar por las grandes ciudades y aplicaciones como Uber, DiDi, Cabify, Beat y otras más, si bien han ayudado a los citadinos, cada vez manejan tarifas más caras.

Lo vemos todos los días en redes sociales, donde las quejas contra dichas plataformas reflejan el descontento de los usuarios de que los precios sigan elevándose.

Por tal razón, en muchos casos, los usuarios recurren al transporte, digamos, tradicional, ya sea el metro, metrobús, micro o hasta los taxis que no pertenecen a ninguna aplicación, debido a que son mucho más baratos que los autos privados de las plataformas.

Sin embargo, no siempre es así, sobre todo en cuanto a los taxis de la calle, los cuales se han ganado la fama de subir constantemente sus tarifas o de alterara sus taxímetros con el fin de cobrar más de lo debido.

Algo similar ocurrió con una mujer de 51 años de edad, la cual terminó pagando miles de pesos por un viaje que duró alrededor de 11 minutos.

Sucedió en la ciudad de San Francisco, California, donde Margarita Bekker de 51 años de edad decidió tomar un taxi tradicional, los clásicos de color amarillo que transitan por las calles.

Según cuentan algunos medios, lo tomó porque llevaba prisa y necesitaba llegar a la cena de cumpleaños de sus esposo. Además, el trayecto era corto (1 kilómetro) y parecía la mejor opción.

Una vez que llegó a su destino, Bekker pagó con tarjeta de crédito utilizando la terminal de PayPal del conductor, y es que, de acuerdo con lo que se informó, en la ciudad de San Francisco, es normal que los conductores utilicen un dispositivo o cuenta personal como PayPal o Square si es que llega a suceder que la terminal falle.

El costo del viaje, al final, fue de 7.90 dólares (unos 184 pesos mexicanos), pero se le agregó un 5 por ciento más por concepto de propina, por lo que el viaje tuvo un precio total de 9.87 dólares (unos 230 pesos mexicanos).

Cuando uno paga por PayPal, siempre llega un correo con todos los detalles del pago, pero en esta ocasión no ocurrió así.

La sorpresa llegó unos días después, cuando Bekker recibió una factura de su tarjeta de crédito y vio un monto de 9 mil 870 dólares (unos 230 mil pesos). No se sabe si fue por error o algo intencional, pero, según lo reportado por diversos medios, la cantidad que se ingresó no fue exactamente la de 9.87 dólares, sino mil veces más esa cifra.

Lo peor fue cuando, tras darse cuenta de lo que había sucedido, reclamó a la Agencia de Transporte Municipal de San Francisco donde se intentaron comunicar con el conductor, pero no tuvieron éxito, pues les informaron que este ya había renunciado.

La historia tuvo un final feliz, por decirlo de algún modo, pues algunos meses después, luego de varias aclaraciones, Margarita Bekker recuperó su dinero.

Ahora lee:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados