x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Tasa de rebote: ¿realmente debemos preocuparnos por ella?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Una de las métricas comunes que causan interpretaciones ambivalentes es bounce rate, es decir, la tasa de rebote.

En el mundo de mercadotecnia digital existen muchas métricas que mediante números y porcentajes nos permiten evaluar un sitio web, su rendimiento y analizar cómo lo perciben los usuarios. Todo esto, por supuesto, para ir mejorando constantemente e ir trabajando tanto en la experiencia del usuario como en aumentar la tasa de conversión.

Desafortunadamente, la naturaleza de los datos estadísticos nos pueden resultar engañosos si no los interpretamos de la manera correcta. Una de las métricas comunes que causan interpretaciones ambivalentes es bounce rate, es decir, la tasa de rebote.

Bounce rate es una de las principales métricas de las herramientas de análisis, por ejemplo, Google Analytics. Esta métrica nos muestra la cantidad de personas que ingresaron a un sitio web y lo abandonaron sin visitar ninguna otra de sus subpáginas (o sin realizar ningún otro evento, por ejemplo, descargar archivo). Como una vez lo comentó poéticamente un gran especialista de web analytics, Avinash Kaushik, son los usuarios que “came, puked and left” (la traducción se la dejo a ustedes ☺)

¿Pero por qué el bounce rate es tan significativo en el análisis de sitios web?

En primer lugar, la tasa de rebote nos permite generar una evaluación básica del interés de nuestro sitio web e identificar subpáginas con problemas, principalmente aquellos que por algún motivo, no corresponden con las expectativas e intenciones de los usuarios. El analizarlas con profundidad a menudo resulta que estas páginas no se cargan, existe algún error que impide verlas correctamente o incluso que su contenido no está lo suficientemente interesante para el público destinado.

Si se trata del tráfico orgánico, el bounce rate puede afectar al SEO. Aunque existen opiniones diferentes sobre la correlación directa entre esa métrica y la posición de una página en los SERP, los SEO generalmente están de acuerdo que el bounce rate es parte del RankBrain, el algoritmo que se creó en Google para examinar las intenciones exactas de usuarios dentro del motor de búsqueda. Es precisamente el RankBrain que decide cuál página mostrar a un usuario, analizando primero su comportamiento e intenciones detrás de su búsqueda. Por lo tanto, se puede decir que cuanto menor sea el porcentaje de rebote, mejor será la calificación de una página web por parte de Google, y en consecuencia, el sitio web tendrá mayor posibilidad de estar en una posición más alta dentro de los resultados de búsqueda.

Cuando se trata de tráfico pagado, el tener un alto porcentaje de rebote en nuestras campañas debería servirnos como una señal de alarma. Pues significa que el tráfico por el que pagamos sale de nuestra página sin generar valor al usuario. En este caso deberíamos investigar las causas potenciales de tal situación; voy a escribir más sobre este tema en mi próximo artículo.

Entonces, parece que una tasa de rebote alta es por definición un fenómeno negativo, ¿verdad?

No necesariamente. Aunque un alto bounce rate en la mayoría de los casos significa que:

1. La calidad del sitio es baja y no fomenta la interacción

o que

2. La página destino no corresponde a las intenciones de los usuarios

Hay casos en los que una alta tasa de rebote es una buena señal.

¿Por qué?

La salida de un usuario de nuestro sitio simplemente puede significar que encontró exactamente lo que estaba buscando y que no hay más necesidad de seguir navegando las siguientes subpáginas.

Pero entonces, ¿Qué tasa de rebote debería resultarnos alarmante?

Hablando en términos muy generales, la tasa de rebote de 40-50% no necesariamente debe desesperarnos, pero definitivamente debería despertar nuestro interés para investigar. Sin embargo, este valor será diferente para cada tipo de sitio e industria.

columna

Según la información proporcionada por Neil Patel, un especialista estadounidense en marketing digital, el bounce rate promedio debería ser para:

  1. Páginas retail (20-40%)
  2. Landing pages simples (70-90%)
  3. Grandes páginas tipo Yahoo (10-30%)
  4. Páginas informativas (10-30%)
  5. Páginas de contenido con mucho tráfico irrelevante (40-60%)
  6. Páginas tipo Lead Generation (30-50%)

Si tu tasa de rebote va más allá de estos estándares, en el próximo artículo te diré qué hacer para reducir tu bounce rate y asegurarte de que no sea un fenómeno negativo. ¡Hasta el próximo jueves! ☺

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

chromecast

Google usa a Netflix y YouTube para vender sus productos

Google está en un momento clave en diseño y a pesar de que cuenta con un departamento dedicado a ello, donde mexicanos como Alberto Villarreal se encuentran trabajando, la marca ha tenido que apostar por elementos básicos en sus nuevos productos