El mercado de lujo es uno de los grandes laboratorios de estudio para la mercadotecnia, pues en el se han puesto a prueba recursos como el escenario digital y diversas estrategias que buscan empatar con el consumidor desde su papel online.

Una de las formas de entender a este consumidor es a través de su interacción en sitios de comercio electrónico o mediante su papel como audiencia en redes sociales.

Frente a esta pauta, vemos incidentes como la estrategia de Sacks Fifth Avenue, que ofertó bolsos Hermès de 13 mil 500 en 13 mil 499.97 dólares (240 mil 300 pesos, aprox.).

Su oferta de tres centavos, misma que fue exhibida en el portal Fashionista, motivó que se agotara el producto, tal como se puede consultar actualmente.

La oferta dada a conocer por Fashionista:

null

null

El producto agotado:

hermès
Imagen: captura de pantalla tomada de www.saksoff5th.com

Este tipo de acciones nos lleva a pensar en la adopción digital de las marcas de lujo a través de recursos como la omnicanalidad, fundamental en la comercialización de estos productos a través de sitios que se han popularizado por la oferta de productos de alto costo con un distintivo: se entregan a nivel mundial, sin restricciones.

Lograr esta apuesta requiere de inventario, logística y elementos que ayudan en el día a día de las marcas, que se encuentran en escenario donde la demanda de productos se motiva por estrategias de contenido y desempeño de acciones a través de redes sociales, donde ahora la Big Data juega un papel importante para entender al mercado y adelantarse a lo que estaremos viendo a futuro, haciendo que las marcas se preparen ante oportunidades que determina el éxito de sus acciones, pensando en que los consumidores encuentran en el lujo y las herramientas digitales, una nueva pauta con la que el mercado ha buscado generar acciones que determinan el triunfo de quienes entienden lo digital y reaccionan a ello.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299