Super Bowl: impresionante estrategia de saturación de Pepsi en la casa de Coca-Cola

Pepsi sabe que juega de visitante en el Super Bowl de Atlanta, la ciudad que será sede de la edición 53 de la final de la NFL. Pero está haciendo lo posible para que no se note.

Imagen: TW @AdamDSchick

Para evitar que los consumidores adviertan que Pepsi será visitante en Atlanta, lanzó una mega estrategia de marketing callejero con la idea de saturar la ciudad de Coca-Cola en los días previos al Super Bowl.

Alrededor del estadio, en las avenidas principales, detrás de otras publicidades de la marca local, Pepsi instaló estratégicamente sus vallas buscando redirigir la atención de los miles de visitantes que llegarán a la ciudad para presenciar el encuentro entre los New England Patriots y Los Ángeles Rams que se disputará el próximo domingo 3 de febrero.

La idea de los marqueteros de PepsiCo es saturar de azul la ciudad para tratar de disimular el predominio del rojo de la marca local.

“Hey Atlanta. Thanks for hosting”, dicen, irónicamente, algunos carteles.

El Super Bowl LIII se jugará este año en el Mercedes-Benz Stadium, de Atlanta, y hay miles de millones invertidos por las marcas para el evento de mayor audiencia en el año.

Audiencia

Según Nielsen, alrededor de 111,3 millones de estadounidenses vieron el Super Bowl de 2017, algo más de los 103,4 millones que estuvieron atentos al evento deportivo el año pasado.

Cuáles serán las estadísticas de 2019 aún es una incógnita, pero la presencia de las grandes estrellas de la NFL asegura un buen registro.

Tres marcas de PepsiCo

Doritos, el nuevo segmento de agua con gas de PepsiCo de un año de edad, Bubly, y su nave insignia Pepsi serán las tres marcas de la compañía PepsiCo que tendrán 30 segundos en la transmisión del Super Bowl LIII.

Todavía no se han dado detalles de en qué parte del juego se podrán ver los respectivos spots, aunque se sabe que la creatividad de los tres anuncios es obra de Goodby, Silverstein & Partners.