x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

¿Subir el salario a sus trabajadores es una buena idea de negocio para Oxxo y otras marcas?

Una nueva propuesta de ley quiere obligar a marcas como Oxxo a pagarle a sus empleados unos salarios más altos de los que perciben ahora

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
dinero
  • De acuerdo con Statista, los salarios promedios en EEUU eran de solo 241 dólares a la semana en 1979

  • Para 2018, ya eran de 886 dólares semanales, un incremento de casi cuatro veces en cuatro décadas

  • En ese país, comparado con los hombres, la remuneración de las mujeres es de apenas un 82.3 por ciento

Alejandro Carvajal Hidalgo, diputado de Morena por Puebla, presentó una propuesta de ley esta semana en la que proponía un aumento obligatorio a los salarios de ciertos empleados. En concreto, la regulación beneficiaría a colaboradores de Oxxo, 7-Eleven, Sanborns, Coppel, Farmacias del Ahorro, entre otras. La idea es que reciban un pago similar al de los cajeros bancarios. Esto, por el hecho que realizan tareas de corresponsalía bancaria de forma regular.

Por supuesto, la decisión fue controversial porque eso significaría que sus salarios serían más altos de los que perciben algunos profesionales mejor preparados. Al mismo tiempo, hay una conciencia clara que estos, y muchos otros empleados en éste y otros sectores, están muy mal pagados. Y esto hace que surja una pregunta interesante: ¿Podría convenirle a Oxxo y otras marcas, desde el punto de vista de negocio, pagar unas remuneraciones más altas?

Los salarios son el costo más grande de las empresas

Una primer e inmediata respuesta es por supuesto que no. De acuerdo con Paycor, los costos laborales son, con diferencia, los más altos que enfrenta cualquier compañía. En varios casos, hasta el 70 por ciento de los gastos de las marcas surgen de sus recursos humanos. Y es que no se trata solo de salarios, como varios líderes de negocio saben muy bien. Incluye también prestaciones, impuestos relacionados y, por supuesto, el esfuerzo de gestionar estos pagos.

Hay una relación clara entre remuneración y productividad

A mayor salarios, parece que el esfuerzo de los empleados es también superior. Un estudio que fue publicado por el Aspen Institute apunta que, por un incremento de 0.73 por ciento en la remuneración, se podía apreciar uno por ciento mayor productividad. Cierto, no se trata de un aumento astronómico. Asimismo, hay una probabilidad que exista una disminución de los retornos en este fenómeno. Pero aún así, es evidente que hay un nexo muy importante aquí.


Notas relacionadas


No importan tanto los salarios como otros elementos

Las prestaciones parecen ser mucho más importantes que la remuneración directa y monetaria para una buena parte de los trabajadores. Un estudio de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign confirma este fenómeno con estadísticas bastante contundentes. En el caso de las mujeres casadas y con hijos, un seguro médico hace que se acepte, en promedio, un salario 20 por ciento menor. Para otros beneficios, podrían existir también proporciones similares.

Pueden reducir los altos costos de la rotación laboral

En datos de ZipRecruiter, que a su vez cita una entrevista con Manpower Group, salarios más altos reducen la probabilidad que un buen empleado salga de la compañía.  Considerando el alto costo de buscar a nuevo talento adecuado, el tiempo de adaptación que pasa antes de dar los mismos resultados que su predecesor, etcétera, no es algo menor. A la vez, también parece tener un efecto contundente en la cantidad de tiempo que están dispuestos a dedicar.

Hay una crisis económica que hace difícil alzar los salarios

Por culpa de la COVID-19, muchas empresas vieron caer sus ingresos de forma repentina. Y a varios meses de iniciada la emergencia, varias todavía no han logrado recuperarse. De hecho, es probable que no lo hagan en mucho tiempo. En este sentido, es necesario continuar con las medidas de ahorro de costos, incluyendo controlar el nivel de remuneración. Si bien hay casos molestos como el de Macy’s, en la mayor parte de los casos no es factible aumentar salarios.

Hay una relación entre desarrollo económico y remuneración

En datos de Statista, los países más acomodados y desarrollados en el mundo parecen tener también los salarios más altos. En Luxemburgo, el pago promedio es de cuatro mil 89 dólares al mes, en paridad de poder de compra. Por el contrario, en el caso de México, apenas supera los 607 dólares. Por supuesto, tener economías más robustas significa que hay una calidad de vida superior. Pero incentivar el consumo desde este elemento podría ser algo muy positivo.

Otros artículos exclusivos para suscriptores