• En su entrevista, Gates también comentó que el ex-líder de Apple tenía un carácter demasiado duro

  • Por otro lado, el co-fundador de Microsoft reconoció la influencia que este estilo tuvo en la industria

  • Ambas tecnológicas están consideradas en el top cinco de las marcas más valiosas de todo el mundo

Aunque lleva casi una década muerto, los competidores de Steve Jobs todavía lo recuerdan con cierto “cariño”. En una entrevista con CNN, cuyos transcripts fueron retomados por Bloomberg, Bill Gates habló del antiguo líder de Apple. El co-fundador de Microsoft señaló que su viejo rival tenía una particular habilidad de “encantar” al público a su alrededor. Esta capacidad, afirmó, le permitió salvar de la perdición varias veces a la tecnológica.

Gates incluso comparó a Jobs con un hechicero.Él hacía sus encantamientos y yo veía a la gente perdida perdida en sus palabras. Pero como soy un mago menor, su magia no serviría en mí”. Asimismo, el cofundador de Microsoft señaló que pocas personas tenían la habilidad de su rival para motivar al talento alrededor de una mala idea. También criticó la computadora NeXT, comprada por Apple en 1996, como una iniciativa fallida pero que fascinó al mundo.

Viejas rivalidades contra Apple

Como lo demuestran estas declaraciones, es común que exista un sentimiento de animosidad entre los líderes de las principales marcas tecnológicas. Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, y Jeff Bezos, fundador de Amazon y Blue Origin, son dos ejemplos relevantes. Hace semanas, ambos ejecutivos iniciaron una pequeña pelea en redes sociales por sus respectivos proyectos espaciales. Incluso, los dos tienen la intención colocar una red de satélites propia en órbita.

La rivalidad Microsoft-Apple también tiene varios ejemplos. En abril, Xbox parecía haberle copiado el estilo a su competidora en uno de sus comerciales. Ambos también son grandes rivales en el mercado de las computadoras, específicamente en el sector de los sistemas operativos. Y Gates y Jobs, cuando todavía vivía, tuvieron momentos poco amistosos.

Estas declaraciones de Gates no dejan de ser poco más que chismes en la farándula del mundo tecnológico. Sin embargo, es posible que las palabras del co-fundador de Microsoft tengan algo de razón. Es indudable que Jobs era una persona carismática, cuyas técnicas aún son estudiadas por mercadólogos. Asimismo, Apple cambió radicalmente el curso de su negocio, ante las bajas ventas de su producto estrella.

Aunque evidentemente Gates decoró y exageró sus expresiones, vale la pena preguntarse: ¿se acabó el hechizo de Jobs sobre Apple? Y más importante, ¿qué hará la marca si el legado de su máximo líder termina de desaparecer?