Para nadie es un secreto que el K-Pop se ha convertido en uno de los géneros musicales más populares de la última década; Starbucks lo sabe y ahora pretende impulsar su marca colaborando con una de las agrupaciones musicales más emblemáticas de esta ola musical.

El pop coreano ha logrado trascender en el mundo, aún con las aparentes barreras que el idioma podría suponer.

El éxito del K-Pop

Lo que sucede en el mercado mexicano es claro ejemplo. México es uno de los países que más contribuye a la popularidad del género que ya respeta una industria de 5 mil millones de dólares a nivel mundial, de acuerdo con la revista Rolling Stone.

El público femenino es responsable de esta tendencia. Según datos de StubHub, el 83 por ciento de los fans del K-POP en México son mujeres, mismas que se ubican entre los 18 y 24 años (44 por ciento), y que viven en Ciudad de México (23 por ciento), Estado de México (23 por ciento), y Nuevo León (10 por ciento), principalmente.

Cuando el análisis se hace a escala global las cifras son igual de sorprendentes, situación que para las marcas se ha convertido en una potencial plataforma de exposición y alcance.

Para entender las oportunidades en estas dos últimas variables, cabe mencionar las conclusiones del centro de investigación Blip, el cual entregó, durante el tercer trimestre del año pasado, los resultados del “Mapa mundial de K-pop 2019” el cual muestra la popularidad de K-pop por regiones del mundo.

Entre sus conclusiones destaca aquella que indica que el número total de vistas que los videos del género obtuvieron en todo el mundo fue de 26.55 mil millones, en donde un 89.1 por ciento de las mismas provino de regiones fuera de Corea.

Starbucks a lo coreano

En este sentido, y tomando como referencia los insights que las cifras anteriores muestran, no es de entrar que más de una marca ha buscado a las máximas celebridades del K-Pop para establecer algún tipo de acuerdo comercial y, de esta manera, estar más cerca del público joven que es la principal audiencia del mismo.

La última acción al respecto corrió a cargo de Starbucks, firma que desde una de sus cuentas oficiales de Twitter presentó un avance de la nueva campaña que está lanzado de la mano de la boy band coreana, BTS.

Bajo el nombre, “Be the Brightest Stars” esta estrategia está enfocada a impulsar el desarrollo de los jóvenes con una iniciativa en el que la banda musical prestará su imagen para ciertos productos y la cadena de cafeterías se compromete a donar los ingresos a organizaciones que promuevan la independencia de los nuevos talento.


En el video compartido por la firma, se muestran las historias de tres jóvenes que se desempeñan en diferentes actividades: uno de ellos trabaja en una cafetería de la franquicia, otro estudia y una chica graba un video, en donde resaltan la importancia de seguir los sueños personales sean cuales sean estos.

La idea es reforzada con la descripción que acompaña el material que dura cerca de un minuto: “Todos somos las estrellas más brillantes en nuestro universo. BTS y Starbucks admiten el brillo centelleante de todas las estrellas en este mundo, sé de las estrellas más brillantes”.

Esta campaña comenzará el 21 de enero para el mercado coreano y su dinámica será simple: en la compra de dos artículos de la carta especial de ‘Be the Brightest Stars’ identificados con un chocolate del logo de BTS, los usuarios recibirán una vela morada como obsequio. Las ventas serán donadas para promover el desarrollo de los jóvenes en diferentes áreas.

Las acción, aunque esta centrada en Corea, resulta interesante no sólo porque esta atada a una causa social que beneficia de manera directa al target que se busca alcanzar, sino también porque juega con un esfuerzo de embajadores de marca que, ahora mismo, tienen un papel importante en el contexto de las generaciones más jóvenes.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.