El coronavirus se ha convertido en todo un reto para el sector fast food y casual food. Ante las medidas que contemplan el cierre de algunas plazas comerciales así como la baja afluencia de clientes estas cadenas se han visto especialmente afectadas, lo que ha llevado a empresas como Starbucks a tomar acciones que le permitan resguardar su negocio al tiempo que garanticen la salud de sus empleados y consumidores.

La marca que representa a una de las cadenas de cafeterías más importantes a lo largo y ancho del mundo, anunció en horas recientes las medidas que tomará en Estados Unidos y Canadá en donde el cierre de sus establecimientos es inminente.

Asilados, sólo en hospitales y drive thru

De esta manera, tal y como indican diversos medios a nivel mundial, Starbucks anunció que en los dos mercados antes mencionados la operación de la mayoría de sus establecimientos se mudará al modelo drive thru, a excepción de aquellos puntos de venta que se encuentren en al interior o cerca de hospitales y demás centros de atención médica.

Lo que llama la atención es la medida que ha tomado la firma en lo referente al manejo de su personal y sus beneficios.

La firma ha indicado que en Estados Unidos y Canada pagará a sus empleados que decidan asilarse en sus casas durante los siguientes 30 días por el brote de coronavirus. Adicional aseguró que se mantendrán los beneficios de salud mental, pago por enfermedad y cuidado de niños.

En esta línea, Rosnan Williams. Presidenta de Starbucks en Estados Unidos, aseguró que “la magnitud de manejar esta situación es el desafío más grande que muchos de nosotros hemos enfrentado en nuestra vida, y continuamente me conmueve su compasión entre nosotros, nuestros clientes y nuestras comunidades durante este momento excepcionalmente difícil. Con el despido diario de amigos y familiares y el cierre de negocios, nos necesitamos unos a otros más que nunca. Necesitamos ser un tipo diferente de compañía”.

Estados Unidos y Canadá si, ¿por qué México no?

Esta postura dista mucho de las condiciones sobre las que operará la firma en el mercado mexicano, en el cual Starbucks, al igual que el resto de las marcas que opera Alsea, puso en marcha un programa en el que sus empleados serán enviados a sus casas por un mes sin goce de sueldo para controlar las pérdidas que la pandemia provocará a su negocio en el país.

La decisión le costo a la marca un sin fin de criticas en redes sociales, en donde cientos de usuarios tacharon la iniciativa como una falta de solidaridad de la empresa para con sus empleados en tiempos de contingencia.

Las medidas tomadas no son las mismas debido a Alsea, firma que opera Starbucks en México. En Estados Unidos la firma opera de manera independiente.

En este punto, las medidas tomadas por Alsea son necesarias para mantener su negocio toda vez que se espera que la compañía sea una de las grandes perdedoras por la epidemia generada por el coronavirus.

Cuando menos así lo indica un reciente informe entregado por Intercam BAnco, el cual indica que Alsea sería una de las empresas con mayores afectaciones por la pandemia.

“A pesar de que esperamos que la epidemia tenga una duración limitada, consideramos que el efecto posterior de una recesión será considerable y continuará afectando los resultados de la emisora. Al ser una empresa dedicada al consumo discrecional, esperamos que sea de los primeros sectores afectados de la posible recesión mundial”, destacó la firma.

Entre los factores que impactarán el reducimiento de Alsea, de acuerdo con Intercam, destacan la anulación completa de los ingresos que obtiene en la región europea, la contracción del 50 por ciento de las ventas en México y Sudamérica así como los márgenes y gastos en cerca del 50 por ciento en comparación con el año anterior.