Starbucks deja de vender periódicos y golpea en el piso a la industria gráfica

Starbucks anunció que, entre otros productos, dejará de vender periódicos en sus restaurantes. La decisión está en línea con su renovada propuesta de mercadotecnia.

Starbucks
Imagen de Bigstock
  • La cadena de café retirará los periódicos, los bocadillos y las bolsas de café de grano entero.

  • Los cambios incluirán a las 8.600 tiendas de su propiedad en los Estados Unidos.

  • La decisión está en línea con su renovada propuesta de mercadotecnia.

“Siempre estamos viendo lo que les ofrecemos a nuestros clientes en las tiendas y decidimos hacer una serie de ajustes en función del cambio en el comportamiento de los consumidores”.

Con esas palabras, frías y fieles a las leyes del marketing, un responsable de comunicación de Starbucks le confirmó a la CNN que ya no venderá periódicos impresos en sus locales, en ninguno.

Así es, según se dijo oficialmente, tampoco estarán a la venta bolsas de café en grano de la marca ni una serie de bocadillos y galletas dulces que se exponían en los restaurantes y que los clientes podían comprar para llevar.

Starbucks viene reduciendo desde hace meses la variedad de los artículos ofrecidos en los restaurantes por fuera del negocio del café servido en el lugar. Por ejemplo, en 2015 dijo que ya no vendería CDs y tiempo después dejó de comercializar tazas.

La estrategia de mercadotecnia renovada de Starbucks incluye el rediseño de las tiendas. En ese marco de modernización, dijo que la idea es enfocarse en la “conveniencia, la comodidad y la conexión”.

Los periódicos y las bolsas de granos de café, al parecer, no encajan en estos conceptos.

Cambios

El CEO de Starbucks, Kevin Johnson, había dicho en marzo que desde ahora “cada tienda, en cada comunidad, tendrá personalidad propia”. La idea es que los restaurantes basen su diseño según dónde estén ubicados.

Al New York Times no le cayó bien la novedad. A la noticia la anunció con el titular “¡Extra! ¡Extra! Starbucks dejará de vender periódicos”, y en un comunicado dijo que estaba “decepcionado por la decisión”, pero que creía que “los clientes de Starbucks que quieran leer el periódico podrán encontrarlo en otra parte”.

“Estamos seguros de que, dada nuestra amplia distribución, los lectores no tendrán problemas para encontrar el New York Times a la venta en lugares cercanos”, dijo prestigioso medio.

Starbucks ha vendido diarios en sus tiendas durante casi dos décadas: comenzó con el New York Times en el 2000 y agregó el Wall Street Journal y el USA Today en el 2010.

Uno de los problemas es que “muchos clientes los sacan del estante, los leen mientras terminan sus lattes y luego los dejan en la mesa, sin pagar”, dice el NYPost.

No hay información sobre cuántos ejemplares se vendían a través de los Starbucks, sin embargo, es verdad que cualquier cosa que afecte las ventas no puede ser bienvenida por la golpeada industria periodística.