x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Somos lo que navegamos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Así es, esos grandes monstruos de la digitalidad también nos controlan mediante “trackers” que nos vigilan como Gran Hermano.

Es cierto que me obsesiona la idea de la ‘Matrix digital’ que, claramente, nos controla, vigila y sabe de nosotros más de lo dimensionado. De ahí mi interés por la nueva herramienta Data Detox (de Mozilla), una forma evidente de saber lo mucho que la ‘Matrix’ conoce de uno. Ojalá fuera un programa para ir borrando, sin dejar rastro, la huella virtual que vamos dejando a nuestro paso inconsciente por la red y sus sub redes.

Eso es imposible, pero lo que sí podemos es hacernos conscientes (en algún grado) de la estela que vamos dejando al paso de nuestros clics para, si es que nos preocupa, llevar una vida digital más pensada y calculada. Siempre lo he dicho, Google sabe demasiado de uno a través de sus motores de búsqueda, y con seguridad también otros buscadores menos conocidos como DuckDuckGo, que hasta puede llegar a sacar conclusiones de alguien a raíz de sus me gusta y de las curiosidades que busca. Claro, también influyen las búsquedas que otros puedan hacer de uno.
La Matrix consolida hasta los más olvidados movimientos digitales, sabe qué tipo de aparatos usamos, para qué y cómo. No subestimemos el poder de Google y Papá Facebook (nombre que para mí engloba a todas las redes). Por ejemplo, a Google no solamente le preguntamos todo lo que no sabemos, no estamos seguros y se nos viene a la cabeza, sino que usamos su navegador (Chrome), su plataforma de uso de documentos (Docs), su correo (Gmail), sus mapas, su traductor y YouTube. Google, no es vano, es todo y sabe todo.

Además la Matrix tiene el poder de conjuntar lo que pueden aportarle otras fuentes alternativas como Bing y Yahoo, entre otras muchas, para acabar de perfilar el cuadro sobre cada uno de nosotros: qué buscamos, qué hacemos, qué ignoramos, a qué le tememos, con quiénes nos relacionamos, cómo es nuestra vida, a dónde vamos, etc., etc., etc. Sí, a punta de ‘me gusta’, re-posteos y visitas digitales existen con certeza un perfil no solamente de consumo sino psicométrico y de estilo de vida, creencias e ideologías. Todo.

Así es, esos grandes monstruos de la digitalidad también nos controlan mediante “trackers” que nos vigilan como Gran Hermano. Tal cual. No es por alarmar a nadie, aunque a mi este tema me da pánico, pero no sobra revisar las condiciones de privacidad de todo y, sobre todo, no ser tan ingenuos de pensar que toda este universo digital apareció un buen día simplemente para hacernos más felices con los chats entre el bolsillo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados