Casa Hábita, en Guadalajara, Jalisco, fue el lugar que albergó el primer evento enfocado en experiential marketing de la marca de blended scotch whisky, Ballantine’s, que presentó la edición #ProudToBe Session.

En el evento se realizaron una serie de experiencias únicas junto a Ana Julia Yeyé, quien contó su historia en stand up, y del artista visual RRRRUBE (Rubén Álvarez), quien realizó un workshop para enseñarle a los asistentes a descubrir su mantra y defender su personalidad, dejando atrás los estereotipos que aún en la actualidad predominan entre las personas a todos los niveles.

El objetivo de la campaña es justamente sentirse orgulloso de la esencia de cada persona; es decir, si una mujer determina que su rol de vida es enfocarse en su carrera profesional, realmente valorar su papel y promover la eliminación de frases como “Esto es para hombres” o “El sexo débil”, para terminar por impactar en situaciones que resultan negativas para la sociedad.

En México, mujeres y hombres consumen whisky en la misma proporción, de acuerdo con una encuesta de Consulta Mitofsky, el 48 por ciento de los hombres encuestados que bebían bebidas alcohólicas dijeron que bebían whisky, frente al 47.6 por ciento de las mujeres. Tal como ese consumo, equitativo, la marca busca que todos los aspectos sociales se manejen de la misma manera. La indsutria laboral, por ejemplo, está ávida de la integración de una mayor cantidad de mujeres en puestos directivos, incluso en marketing y publicidad, el sexo femenino busca dejar de lado las apariciones de féminas en poca ropa, colocándolas como un objeto, entre otras áreas de oportunidad.

Al evento asistieron la ilustradora Mariana Motoko, el lettering artist, Ricardo Luévanos; el artista gráfico Luis Fer Arvizu, entre otros personajes.