Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

SMS se sobrevive a social media, a 30 años de existencia

El SMS, contrario a lo que pueda parecer ha sobrevivido a la estampida del social media; pese a ello, no le auguran mucho más tiempo de vida.

Compartir:

  • El sector del social media ha modificado las tendencias de consumo desde su llegada, sobreponiéndose al ccanal de mensajería tradicional móvil.

  • Uno de los usos principales del SMS se halla en el aspecto identitario, al tener un uso mucho más personal, alejado en gran medida del apartado digital.

  • El SMS se ha mantenido relevante, sin embargo no ha logrado adaptarse a las exigencias del marketing digital.

Hace 30 años, mucho antes de la industria en digital y del social media, surgió el auge de los Short Message Service (SMS) y con ello el inicio de la comunicación textual en la nueva era.

Separado del correo electrónico y de sus antecedentes, lo que revolucionó el SMS fue la posibilidad de entregar en el momento cualquier tipo de información sin necesidad de realizar una llamada y sin necesidad de contar con conexión a internet.

Si bien, hoy en día es imposible imaginar para una sociedad globalizada una convivencia fuera del internet, en su momento esto representó una alternativa importante debido a la escasa conectividad. No obstante, todo lo que encuentra la cima está destinado a caer. Es por ello que con la optimización digital, el sistema de mensajería fue poco a poco remplazado, en primera instancia por las funciones de Messenger, y luego por la llegada de WhatsApp.

Según una encuesta realizada en varios países del mundo, la cual abarcó a más de 18 mil encuestados de entre 18 y 64 años, el porcentaje de uso de la plataforma para 2021 en países como Brasil, España, México, Suiza y Alemania superó con creces el 90 por ciento de los casos. Entre las sorpresas se dio a conocer que los estadounidenses ocupan WhatsApp sólo en un 25 por ciento de su tiempo regular.

Valdría la pena considerar que WhatsApp, al ser parte de Meta, cuenta con una estrategia omnicanal que también se cubre con Facebook e Instagram, por lo que el servicio de mensajería se convierte en uno de los más utilizados y sobre todo en uno de los más atractivos para los anunciantes.

A pesar de eso, la industria ha hallado una utilidad para el SMS y para el MMS, siendo de los pocos servicios que continúan intactos durante las primeras generaciones correspondientes a la telefonía móvil.

SMS se sobrevive a social media, a 30 años de existencia

Si bien es un hecho que el SMS ya no puede competir de igual manera con WhatsApp y Telegram, aún tiene utilidades que estas redes sociales probablemente nunca podrán tener. La principal de ellas podría ser la cvonfirmación de identidad a través de este medio.

Asumiendo que todos hemos hecho alguna vez una compra por medios digitales, o que alguna vez hemos requerido de confirmar nuestros datos posterior a una operación o registro en alguna entidad, el número de teléfono y el SMS se alza como la herramienta de mayor confianza. Sólo en TikTok, por ejemplo, es posible acceder a tu cuenta a través de tu número telefónico con una confirmación en SMS.

Programas originarios de dependencias del Gobierno suelen también recurrir a este como método de ciberseguridad, pues se considera que al ser un número personal, es mucho más difícil que los piratas digitales puedan acceder a él. El correo, en cambio, suele ingresarse para registro en básicamente cualquier plataforma, mientras que las redes sociales están expuestas a fraudes debido a que son, por su concepción, de fácil reconocimiento.

Es por ello que el apartado comunicativo del SMS aún arroja muchas posibilidades. Según Infobip, cerca del 90 por ciento de los mexicanos aún utiliza no sólo de manera pasiva esta herramienta, sino también para comunicarse entre sí.

En contraposición a esto, tenemos que, según Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, de 2007 a 2015, el flujo de mensajes enviados por este medio fue en caída libre, hasta bajar 12 veces su recurrencia. No obstante, a partir de ese año, su uso ha ido a la alza, aunque aún lejos del número registrado entonces.

Otro ejemplo de esta caída podría ser Reino Unido, el cual según el informe de Ofcom llamado “Telecommunications Market Data Update Q2 2022”, el flujo de utilidad ha disminuido cuando menos cuatro veces desde 2012.

Finalmente, y contrastando aún más este hecho, tenemos que entre 2005 y 2011 el crecimiento fue constante en torno a los SMS y los MMS. Si bien el volumen de mensajes no ha alcanzado ese nivel nuevamente no ha sufrido una caída tan grande como en otras delimitaciones territoriales, esto según información de CTIA.

Ni marketing conversacional, ni marketplace

A lo que ya no accede este canal comunicativo y que se ha convertido en uno de los motivos principales por los cuales las redes sociales se han posicionado, es que estas permiten acceder a posibilidades infinitas de ventas.

A diferencia del email marketing, que se ha mantenido como uno de los medios tradicionales de venta más exitosos, el marketing por SMS ha sido cada vez menos sugerido, sobre todo por la incomodidad e inseguridad que representa. Esto último por el hecho de que, a diferencia de las redes sociales o del propio correo electrónico, los números de teléfono no tienen tantas restricciones ni medidas de seguridad.

De la misma manera, a diferencia del social media, este sector no ha sabido adaptarse a las tendencias del mundo actual. La incapacidad de flexibilizar su contenido y sus canales lo ha hecho cada vez menos considerado en el mundo publicitario, y quizás eso es lo que lo ha posicionado como uno de los recursos más prácticos para muchos usuarios, incluyendo a los mexicanos.

Como otro ejemplo puntual, Facebook, Instagram y WhatsApp, que comenzaron con un objetivo claro y directo, se han diversificado, y actualmente los tres se expresan como plataformas multifuncionales, teniendo desde un uso en marketplace hasta sus propios espacios publicitarios, algo de lo que no puede presumir ni SMS, y muy poco MMS.

En conclusión, el canal comunicativo ha sobrevivido por practicidad y accesibilidad; no obstante, poco a poco comienza a experimentar un rezago que podría dejarlo en el olvido en un abrir y cerrar de ojos.

 

 

 

Ahora lee:

Cloudbeds: el paradigma del viajero y las tecnologías en las OTAs

Estrategia aeroportuaria de la 4T apunta al turismo; ¿más control militar?

Presentan informe de comportamiento inflacionario desde el año 2000

¿Qué música escuchan los mexicanos? Trend de Spotify da la respuesta

Otros artículos exclusivos para suscriptores