A pesar de parecer una tecnología moderna, la fotografía es una técnica bastante antigua. La cámara obscura es un descubrimiento que data desde la antigua China. Y las técnicas para capturar la imagen permanentemente empezaron a surgir durante la primera mitad del primer milenio. Sin embargo, es indudable que las herramientas digitales redefinieron el concepto. Ahora abarca desde disciplinas tan serias como mercadotecnia hasta simple entretenimiento.

En lo que se refiere a entretenimiento, hay múltiples usos que se le puede dar a la fotografía. Y el sitio Big Huge Labs tiene muchas de ellas. Se trata de un compilado de utilidades digitales específicamente diseñadas para modificar imágenes y fotos. Ninguna es particularmente refinada ni será atractiva para quienes tienen habilidades de diseño profesionales. Pero para el resto del público, podrían ser incluso útiles para desarrollar pequeños proyectos personales.

Herramientas de edición de fotografía, solo por diversión

Mediante este sitio, los usuarios podrán hacer uso de al menos 23 utilidades. Entre ellas se encuentran generadores para “carteles motivacionales” y subtítulos al estilo de un meme. Ambas son particularmente útiles para personas que tengan alguna imagen o foto graciosa y quieran compartirla en redes sociales. En este sentido, hay utilidades que permiten diseñar un espectacular o tarjeta coleccionable. Éstas también pueden ser usadas con fines cómicos.

También hay opciones para personas que quieran darle un poco más de variedad a sus fotos en redes sociales. Hay herramientas que permiten convertir una colección de fotografía en collages, rompecabezas, mozaicos, polaroids, calendarios y álbumes de bolsillo. Asimismo, se pueden poner algunos marcos que imitan obras de arte, postales, credenciales, portadas de revistas y discos, pósters de películas o series y hasta replicar el estilo de algunos artistas.

Las personas también pueden utilizar algunos filtros adicionales similares a los que se encuentran en las apps de varias redes sociales. Incluso se puede crear una paleta de colores, basada en alguna fotografía, para después utilizar en un proyecto artístico. Así pues, las decenas de utilidades y efectos pueden resultar en varias horas de diversión. Cuando menos, ayudarán a los usuarios a pasar el rato en sus momentos de ocio.