De acuerdo con Statista, únicamente 10 idiomas tienen más de 100 millones de hablantes en el mundo. Entre ellos se cuentan el chino, español, inglés, hindi y árabe. Asimismo, están el bengalí, portugués, ruso, japonés y lahnda. Sin embargo, en estimaciones de Ethnologue, hay más de seis mil 800 lenguajes distintos en todo el mundo. Y mientras que aprender algunos puede llevar hasta 88 semanas, aprenderlos todos es virtualmente imposible.

Pero aprender a reconocer los sonidos y entonación característica de varios idiomas es mucho más sencillo. Y, como lo demuestra Ling Your Lenguage, también puede ser una actividad entretenida. Esta plataforma tiene una misión simple: recopilar una colección de los lenguajes, variaciones, dialectos, acentos y peculiaridades de las diferentes culturas. Y después, crear una experiencia interactiva, auditiva y educativa con los diferentes usuarios.

Un juego de idiomas distinto

El objetivo de este programa no es enseñar a los usuarios a hablar o entender otros idiomas. De hecho, únicamente busca crear un conocimiento general sobre las personas sobre cómo suenan los diferentes lenguajes del mundo. El juego que propone, en sí, es muy sencillo. Las personas pueden elegir una dificultad y un modo (individual o grupal). Después, empezarán a sonar clips de voz. Las personas solo deben elegir la lengua de la que creen que se trate.

A través de esta dinámica gratuita, los usuarios pueden irse familiarizando con el sonido y cadencia de los diferentes lenguajes y acentos en el mundo. Además del juego, el equipo detrás de este proyecto tienen una sección de aprendizaje y educación. En ella, se pueden consultar artículos estadísticos sobre el uso de cada lenguaje en su plataforma. Asimismo, hay contenidos que hablan sobre datos y hechos curiosos sobre diferentes idiomas.

Por su naturaleza gratuita, el proyecto se sostiene exclusivamente a través de donaciones y cooperaciones voluntarias. Entre los proyectos a futuro, se espera incluir artículos más extensos sobre otros idiomas. Asimismo, se espera seguir añadiendo clips de audio a su ya impresionante colección de dos mil recursos, 80 lenguajes y 200 dialectos. Mas allá de ser un juego, y en lugar de ser una simple herramienta de trabajo, es un gran proyecto educativo.