Gracias a su combinación entre interfaz gráfica e información ordenada, las líneas del tiempo son valiosos recursos de aprendizaje y enseñanza. Pueden crearse recursos de este tipo para temas tan diversos como la evolución de un país hasta la historia de una galleta. Para un estudiante o profesor, puede ayudarles a mejorar la experiencia de la educación. Incluso las compañías pueden utilizarlas para presentar proyectos o reportes de resultados.

Sin importar el uso que se les vaya a dar, Timetoast es una de las herramientas más útiles para crear líneas del tiempo en línea. No solo tiene un plan completamente gratuito, para que cualquier persona pueda empezar a crear sus propios recursos. Además, tiene una interfaz sencilla que, incluso con pocas opciones iniciales, permite explotar al máximo la creatividad. Y, con un poco de tiempo, crear materiales profesionales y sorprendentemente complejos.

Líneas del tiempo para todos los gustos

En su versión gratuita, se pueden crear todas las líneas del tiempo que se gusten. La única desventaja, en especial si se trata de algún proyecto privado, es que todos los recursos deben compartirse necesariamente con la comunidad de Timetoast. Solamente se puede tener una gráfica a la vez catalogada como borrador, fuera del alcance del resto de los suscriptores. Asimismo, tiene la desventaja de estar soportada de anuncios y publicidad.

Fuera de estos puntos, la herramienta gratuita es casi idéntica a sus opciones de paga. A cada una de las líneas del tiempo se les puede agregar una portada. La ilustración sirve para ubicar visualmente el proyecto una vez que esté disponible al público. Además, basa el diseño de los materiales en eventos y periodos. Los primeros son sucesos definidos, que ocurren en un año, mes o día particular. Los segundos son procesos que ocurren de un punto a otro del tiempo.

Con solo estas dos herramientas, se pueden crear líneas del tiempo sorpresivamente complejas. Por ejemplo, un tema tan difícil de entender como los logros políticos de varios presidentes mexicanos termina por ser perfectamente representado con estos recursos. Timetoast podrá no ser una herramienta revolucionaria en el aspecto de diseño. Sin embargo, sí es suficientemente sencilla y atractiva como para que valga la pena el intento de usarla.