El internet es un lugar a la vez caótico y vital. Así como plataformas como las redes sociales ya son fuentes legítimas para los medios de información, es también un enorme espacio donde se junta todo tipo de contenido. Para los profesionistas que se dedican a la investigación, de cualquier naturaleza, en el entorno digital, puede ser un verdadero reto darle sentido a todos estos datos. Pero una extensión para Chrome está decidida a facilitar este tipo de tareas.

La extensión como tal se llama Diigo. Esta utilidad, con funciones gratuitas, pretende que los profesionales digitales tengan un mayor control sobre sus recursos digitales. En particular, se enfoca en facilitar las tareas de investigación y recolección de información. Por eso muy útil para académicos, profesores, periodistas o analistas. Sin embargo, es útil para cualquier persona que quiera navegar y encontrar datos en internet de una forma más eficiente.

Una extensión, cero problemas

Dentro de la versión gratuita, los usuarios podrán utilizar la extensión para guardar como “favoritas” hasta 500 páginas o recursos en línea. Estas preferencias se mantienen en la nube, para que estén disponibles en cualquier plataforma. Asimismo, se pueden hacer hasta 100 anotaciones en estos recursos. Es decir, se pueden subrayar textos como si fueran de papel. Asimismo, se pueden poner notas y recordatorios al margen que persisten entre sesiones.

Para quienes decidan optar por una de las versiones de suscripción, se remueven los límites de estas dos características. Asimismo, la extensión permite respaldar páginas web, en caso que haya cambios en su estructura o desaparezca de su ubicación. Asimismo, se pueden guardar PDFs e imágenes ilimitadas en el repositorio de información. Éste catálogo, a su vez, puede catalogarse al gusto del usuario y navegarse a través del buscador del software.

Características adicionales del software incluyen la capacidad de definir la visualización de cada elemento guardado como público o privado. De esta forma, se pueden compartir fácilmente los materiales de una investigación con otras personas. Asimismo, la extensión también tiene un plan colaborativo, para que varias personas participen en un único repositorio de información. A pesar de ser un simple programa, tiene gran potencial en el ámbito digital.