Hoy en día hay un sinfín de habilidades profesionales que las personas deberían de tener para desempeñarse adecuadamente en sus trabajos. Por ejemplo, resulta indispensable manejar una buena comunicación para que se puedan transmitir las indicaciones entre colaboradores y equipos y se alcancen las metas planteadas. También resulta necesario tener un buen control de las finanzas individuales. Pero una aptitud que se suele olvidar es poder hablar idiomas.

Tener la capacidad de hablar con varias personas del mundo sin ninguna barrera cultural o de comunicación es una aptitud muy útil. Y es que, cuando se dominan otros idiomas, es muy sencillo formar parte de una empresa multinacional. O bien, poder encontrar oportunidades laborales en otros países. Por supuesto, aprender otros lenguajes no es necesariamente una tarea sencilla. De hecho, para la gran mayoría de la gente, una sola lengua es reto suficiente.

Una app para aprender idiomas

Justo por esta razón se creó la plataforma Drops. Se trata de una aplicación móvil cuya meta principal es ayudar a los usuarios a aprender a hablar otros idiomas. Este proyecto se rehúsa a seguir el método más tradicional de clases. Por el contrario, pretende gamificar todo el camino y hacerlo mucho más entretenido y divertido. Con esta estrategia, se espera que aprender un lenguaje nuevo pueda ser no solo interesante, sino también un poco más rápido de lo usual.

Para ello, la app propone una serie de actividades dinámicas con las que las personas pueden ir aprendiendo idiomas de forma sencilla e interactiva. A través de ilustraciones sencillas y que se pueden entender sin importar la cultura, la gente puede ganar un conocimiento básico muy básico de los conceptos más importantes. Y mediante este fundamento, empezar a entender el resto del lenguaje de una forma bastante similar a lo que hacen los niños pequeños al nacer.

Entre los idiomas que las personas pueden aprender con este proyecto se cuenta el clásico inglés, además de alemán, holandés, portugués, ruso, italiano, hawaiano y muchos otros. A la vez, se limita cada sesión de aprendizaje a solo cinco minutos. De esa forma, se pueden tratar de acomodar pequeñas oportunidades de mejorar en prácticamente cualquier situación. Así, la app se convierte en una de las herramientas más adecuadas para mejorar esta habilidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299