En muchas industrias, los consumidores suelen tomar el “partido” de su marca favorita. Es una evolución natural, ahora que las empresas intentan desesperadamente establecer lazos más auténticos y significativos con la audiencia. Esto provoca la aparición de grandes rivalidades entre compañías. Algunas de las más relevantes son Coca-Cola contra Pepsi o McDonald’s vs Burger King. Pero en tecnología, una de las enemistades más emblemáticas son PC vs Mac.

Por esta rivalidad, hay muchas características que se asocian a la Mac. Por ejemplo, muchos individuos consideran que son estéticamente más agradables. Asimismo, algunas personas creen que tienen un mejor rendimiento o su uso de energía es mucho más eficiente. Pero también señalan que son mejores para tareas creativas, como diseño y edición de materiales. Lo anterior no siempre es cierto, pues sus herramientas default tienen limitaciones técnicas.

Un software de Mac para publicaciones impresas

Así pues, para sacarle el mayor provecho a estos equipos, los usuarios deben buscar herramientas de otros desarrolladores. Una de las más notables, al menos para quienes se dedican al sector print, es Scribus. Este programa de código abierto se especializa en el diseño de publicaciones impresas. Permite a las personas colocar textos, imágenes y otros recursos en un espacio de trabajo optimizado para revistas, folletos, carteles, diarios, etcétera.

Si bien es compatible con Max y tiene una beneficiosa integración con este sistema, también está disponible en otras plataformas. Entre ellas, Windows, Linux y otras infraestructuras tecnológicas menos conocidas. Por su naturaleza open-source, permite a los usuarios más habilidosos participar en la mejora continua del proyecto. Esto ha ayudado al programa a desarrollar una interfaz sencilla, pero poderosa, disponible en más de 25 idiomas distintos.

También es un programa gratuito que permite trabajar y exportar proyectos a una variedad de formatos. Esta característica le permite compatibilidad con otros softwares y plataformas, algo no muy común en la industria en general y el entorno Mac en particular. Así pues, se trata de una herramienta que vale la pena probar para los entusiastas de las publicaciones impresas. O bien, para una prometedora compañía de medios en su ascenso a la fama y el éxito.