Casi de forma universal, Photohop es considerado como uno de los mejores programas de diseño. No solo se utiliza ampliamente en tareas creativas, como animación, ilustración, fotografía y marketing. Incluso es el editor que más se asocia con imágenes trucadas y modificadas. Tanto así, que hasta la misma Adobe está consciente de su potencial negativo en el ciclo de información. Incluso se ha utilizado para inspirar nuevas herramientas de análisis.

Sin embargo, lo anterior no significa que Photoshop sea el único editor que hay en el mercado. Gracias a las facilidades de internet, hay un sinnúmero de proyectos que pueden usarse para modificar imágenes. Algunos, incluso desde un mismo navegador web. Sin embargo, son pocas las herramientas que realmente pueden compararse en complejidad con esta opción. Una excepción notable, que además es gratuita, es el GNU Image Manipulation Program.

Un editor de imagen de código abierto

Este programa, también conocido como GIMP, se coloca como una opción de diseño cross-platform. Es decir, tiene versiones tanto para los sistemas operativos principales (Windows y MacOS) como para computadores menos frecuentes, como GNU/Linux. Asimismo, se distribuye como un software gratuito y de código abierto. Lo anterior significa que cualquier persona puede modificar esta herramienta, mejorarla y redistribuirla sin ninguna penalización.

Como editor de imagen, este programa trata de posicionarse como una opción sofisticada para competir con los líderes de la industria del diseño, como lo es Photoshop. Para ello, posee varias herramientas par la manipulación de imagen de alta calidad, tanto para retoques como composiciones creativas, etcétera. Asimismo, tiene una serie de utilidades que facilitan la creación de iconos, elementos de diseño gráfico, arte para interfaces de usuario, entre otros.

Asimismo, este editor tiene compatibilidad con múltiples lenguajes de programación, entre ellos C, C++, Python, Scheme y Perl. Lo anterior le permite al software un alto nivel de flexibilidad tanto para modificarlo como para mejorarlo con plug-ins y extensiones externas. Gracias a su naturaleza de código abierto, hay una vibrante comunidad que constantemente genera nuevas funciones para el sistema. En resumen, es una gran alternativa para cualquiera.