Reactivar los viajes aéreos es una prioridad para una gran cantidad de marcas. Las aerolíneas están en un estado crítico y volver a las actividades en los aeropuertos resulta vital para no perder más de la cuenta.

El impacto será tal para las empresas que se desarrollan en la industria que podrían ver perdidos en algunos meses, todos los ingresos generados durante un año.

Golpe de gran altura

Así lo indica un reporte entregado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), misma que indica que el brote de COVID-19 obligará a las aerolíneas a reembolsar a sus clientes hasta 35 mil millones de dólares por boletos.

La cifra es casi la misma que en meses pasados la asociación presentó como el total de ganancias para la industria durante 2019: 35 mil 500 millones de dólares.

En esta misma línea, un reporte reciente de Cicotur Anahuac, indica que se espera una baja de ingresos por 172.9 mil millones de pesos dentro de esta industria, sólo en Mexico.

Ante este escenario, las empresas aéreas y sus organismos mundiales se han mantenido en la búsqueda de protocolos que permitan regresar a la actividad lo antes posible.

En semanas recientes, por ejemplo, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC por sus siglas en inglés) evalúa políticas globales para reactivar el turismo, entre las que destacó la necesidad de denominar certificados de destinos Covid Free, iniciativa que se refiere a la emoción de certificados sanitarios que garanticen que ciertos destinos están libres de virus.

Reapertura de aeropuertos, sin despedidas

Con este tipo de iniciativas, queda claro que ni los vuelos, los aviones, ni los aeropuertos serían iguales.

La premisa quedó confirmada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, organismo que este martes publicó una hoja de ruta para la reapertura del transporte aéreo con medidas de bioseguridad para prevenir los contagios de Covid-19 en aeropuertos y vuelos.

El documento contempla acciones divididas en tres categorías, las cuales contemplan situaciones antes del vuelo, en el aire y una vez que se aterrice en la terminal de destino.

Con esto en mente, esta serán la nuevas medidas que tanto gobiernos, pasajeros, aerolíneas y personal deberá atender desde ahora para llevar a buen puerto la reactivación del transito aéreo en línea con las solicitudes sanitarias:

Antes del vuelo

  • Los gobiernos deberán de recabar por adelantado los datos de salud de cada pasajero además de complementar con pruebas de Covid-19.
  • En el aeropuerto de salida se espera que se establezcan filtros de protección, al tiempo que se restringirá el acceso a las terminales sólo para los pasajeros. Los único s que podrían ser acompañados serán los menores de edad y personas que tengan alguna discapacidad.
  • Distanciamiento físico en todos los procesos del abordaje.
  • Uso de mascarillas para pasajeros y colaboradores acorde con las regulaciones legales.
  • Se sugiere realizar el check-in con puntos de autoservicio para reducir el contacto con personas y eliminar las filas.
  • Adicional se propone el rediseño de salas de abordaje, reducción de equipaje de mano y limpieza y sanitización de superficies de alto contacto.

En el aire

  • Todos los tripulantes deberán de utilizar mascarillas durante el vuelo.
  • Los alimentos se entregarán preenmpacados para reducir la interacción entre pasajeros y tripulación.
  • Se implementarán procesos más rigurosos de limpieza al tiempo que se deberán establecer proceso para evitar filas y aglomeraciones para utilizar el baños.

Al aterrizar

  • Se establecerán distintos filtros como un nuevo monitoreo de temperatura, procesos migratorios automatizados con tecnología biométrica y aplicaciones móviles.
  • Se proponen medidas para acelerar el reclamo de equipaje y hasta declaraciones sanitarias con mayores rastreos de contagio para reducir los contagios importados.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299