La era digital trajo consigo nuevas normas en en terreno de los negocios y lo que sucede en Sillicon Valley es claro ejemplo.

La empresas de ‘nueva generación’ han demostrado que las reglas del juego se han modificado de manera importante y aspectos que antes definían el éxito de una compañía ahora se ven apocados por otros que se relacionan más con el bien manejo de las nuevas tecnologías y el acceso democratizado a las mismas.

El termómetro noticioso es claro al respecto. Hasta el momento, se prevé que en Google News se pueden encontrar más de 16 millones de resultados para Uber y poco más de 7 millones para Snapchat. Las cifras hablan por sí solas al apuntar que el total de noticias relacionadas para Walmart es inferior a 3.5 millones, mientras que General Motor apenas alcanza los 2.6 millones.

Lo que sucede en Sillicon Valley

Hablar de los cambios que ahora mismo suceden en el mercado tienen una referencia en común: Sillicon Valley.

Los casos de éxito que gestados en la zona sur de la Bahía de San Francisco parecen incontables y lo más interesante es el potencial de crecimiento que se augura para la mayoría de las empresas que ahí residen.

Esto ha provocado que dicho territorio crezca de manera exponencial en términos de valor. Dicha zona hoy tiene un valor inmobiliario de dos mil 800 millones de dólares, de acuerdo con cifras de Business Insider.

Cada startup que llega la bahía de San Francisco parece prosperara y en este juego todo parece indicar que la región crece en términos de generación de empleo así como de plusvalía para sus residentes.

El lugar más rico del mundo

La cantidad de activos que el Valle de Silicio guarda ente sus calles le ha permitido converse en uno de los lugares más ricos del mundo.

Para ser exactos, si esta comunidad fuera un país sería la segunda nación más rica del mundo sólo por debajo de Qatar, al registrar un Producto Interno Bruto (PIB) per cápita anual de 128 mil 647 dólares promedio, según cifras del Banco Mundial.

No obstante, esta posición lo ha llevado a ubicarse como una zona compleja y extremadamente cara para vivir.

Estimaciones de la BBC, refieren que una casa promedio (no una mansión) tiene un costo superior a un millón de dólares, mientras que la renta mensual de un departamento común alcanza los 3 mil dólares.

Estas cifras representan el costo de vivienda más alto en Estados Unidos, con lo que un tercio de la población que ahí radica ni puede sostenerse sin recibir algún tipo de ayuda.

Países (más Silicon Valley) PIB per cápita anual
Qatar 128.646
Silicon valley 128.308
Luxemburgo 107.640
Singapur 94.104
Brunei 79.003
Irlanda 76.744
Emiratos Árabes Unidos 74.035
Kuwait 72.095
Suiza 66.307
San Marino 63.548

Adiós a la cadena de valor en Sillicon Valley

Ante el escenario, la cadena de valor en la casa de empresas como Facebook, Google o Uber se ve amenazada.

A decir del reporte Silicon Valley Index, aunque hasta el año pasado el promedio de salario anual en dicha región llegó a 140 mil dólares (más del doble del promedio nacional), lo cierto es que el grueso de aquella población no bien firma de asumir el costo de vida ante precios que son exageradamente elevados.

Para darnos una idea aunque se siguen construyendo nueva viviendas, durante los últimos dos años sólo el 15 por ciento de estos espacios so accesibles al grueso de los residentes.

El problema radica en un fenómeno de disparidad entre los ingresos que perciben los profesionales vinculados a la tecnología y el resto de las personas.

El fenómeno ha provocado que los trabajadores promedio se desplacen a otras regiones para poder costear su necesidades básicas, hecho que tarde o temprano mermará en ña cadena de valor.

Y es que aunque existen 50 multimillonarios y 10 mil millonarios en esa zona, la realidad es que la base del consumo está en las personas promedio.