En la actualidad, entregar el CV en mano ha pasado a la historia y cada vez son más las empresas que no aceptan currículums en mano y que solo quieren que les envíes tu currículum vitae por correo electrónico. Es por eso por lo que es muy importante que sepas cómo enviar un currículum por email y elaborar una carta de presentación que despierte el interés de los reclutadores.

Si quieres enviar tu currículum a empresas a través del correo electrónico es esencial escribir un texto breve, en el que expongas el motivo por el que te interesaría trabajar en la empresa y detallar tu experiencia, habilidades y objetivos profesionales.

Haz referencia a los requisitos del puesto de trabajo

¿Vas a responder a una oferta de trabajo o publicada en un anuncio o en una web? Entonces es recomendable que lo menciones en las primeras líneas de tu mensaje y también debes hacer referencia a los requisitos del puesto de trabajo y especificar de qué manera tus cualidades profesionales encajan con el perfil que demanda la empresa.

Si conoces el nombre del reclutador, es interesante que lo incluyas en el saludo de tu mail y si no lo conoces, puedes incluir alguna fórmula genérica. Luego, deberás escribir una breve presentación sobre ti mismo y demostrar tu interés en el puesto de trabajo.

Incluye un link a tu perfil de LinkedIn, web o blog

Después de esto, ya podrás rectar el cuerpo del mail en el que enviarás tu CV y en el que detallarás los motivos de tu mensaje. Explica en 2 o 3 líneas tu formación y experiencia previa, tus conocimientos sobre el área de trabajo y las habilidades adquiridas durante los períodos de prácticas o trabajos realizados previamente.

Cuando ya hayas acabado de escribir el cuerpo del email, elabora una breve despedida en la que agradezcas de antemano la atención y el interés de la empresa al leer tu mensaje e indica también tu disponibilidad para realizar una posible entrevista de trabajo.

Asimismo, en la firma de tu email puedes incluir un enlace a tu perfil de LinkedIn, a tu web o a tu blog personal. Sobre todo, también es muy importante que antes de enviar el correo electrónico, revisa bien la coherencia, la claridad y la ortografía del mensaje y no te olvides de adjuntar el CV, que es lo que espera el reclutador fundamentalmente en ese mail.