Si usas apps para citas podrías estar enamorándote de un robot

Los avances en inteligencia artificial han hecho posible que programas informáticos puedan mantener una conversación sensata con los humanos y esto ya está siendo aprovechado para estafar a las personas solitarias.

Desde sus inicios, la internet ha sido utilizada para fraudes y estafas. Cuando el correo electrónico se popularizó durante la década de los 90’s, comenzaron a circular e-mails de supuestos príncipes nigerianos dispuestos a compartir su fortuna (de hecho, ese truco sigue vigente) y ahora con los avances en inteligencia artificial no es la excepción.

Durante 2015, como parte de la promoción de la película Ex-Machina, se creó un bot para Tinder que hizo creer a cientos de usuarios que habían hecho match con una bella mujer, pero era un robot. Ahora, esto se usa para fraudes.

De acuerdo con un reporte de la BBC, en China una decena de apps de citas fueron clausuradas luego de que se reveló que las mujeres que conversaban con los usuarios en realidad eran robots automatizados.

La Policía arrestó a más de 600 sospechosos en un operativo que involucra a 21 compañías que trabajaban en 13 provincias chinas.

Las apps prometían a los usuarios, en su mayoría hombres, conversar con “chicas sensuales” que en realidad eran bots que solicitaban dinero y regalos a los incautos. Se estima que los fraudes sumaron más de 154 millones de dólares.

La relación con la nueva inteligencia artificial ha sido complicada, no sólo porque facilita engaños y fraudes, también imita lo peor de los humanos.

Tiempo atrás, Microsoft presentó a Tay, una plataforma de AI que aprendía de sus conversaciones en Twitter. Horas más tarde, Tay era misógina, racista y simpatizante de Donald Trump. La compañía decidió apagar el proyecto en menos de un día.

Por otro lado, los dispositivos como las bocinas inteligentes, Amazon Echo y Google Home, están llevando la inteligencia artificial al público masivo y convirtiendo a software como Alexa en nuevos miembros de la familia.