Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Si no quieres que cambiarte de casa te lleve tanto tiempo, sigue estos consejos

Moverse de casa es un paso importante para cualquier individuo y familia, pero podría llegar a ser un gran dolor de cabeza sin la planeación adecuada

Comprar (o construir) una casa es una de las decisiones más importantes que las familias pueden tomar en su vida. No solo porque podría tener importantes repercusiones económicas a largo plazo, dependiendo de donde esté la construcción. También porque cambiarse de un lugar a otro es una aventura en sí misma. Sin embargo, la mudanza siempre suele ser un proceso caótico. ¿No quieres tantos quebraderos de cabeza? RE/MAX tiene algunos consejos:

Reunir las herramientas para moverse de casa

Para empacar, recomienda RE/MAX, lo mejor es tener una estación designada. Esto ayudará a la gente a tener un control mucho más preciso del proceso. También evitará que plumones, cajas, cinta adhesiva y otros materiales importantes estén volando de un lado a otro.

Diseñar una estrategia de mudanza

Cambiarse de casa es caótico porque no todas las personas tiene un buen plan en mente. Pero de acuerdo con la compañía, es mucho más fácil trabajar si se tiene un proceso bien establecido de clasificación. De esta forma, solo será cuestión de repetirlo hasta terminar.

Usa más que cajas para la mudanza de casa

La gran mayoría de las personas que piensan cambiarse de lugar creen que deben poner todas sus cosas en cajas. Pero bolsas de basura también son muy útiles, en especial para la ropa. Con dos grandes bolsas, una para tirar y otra para llevarse, ayudará mucho el proceso.

Aprovecharse de los cajones

De acuerdo con RE/MAX, cajoneras y muebles pueden quedarse con cosas dentro, si se tiene ayuda o un servicio de mudanza. De esta forma, cuando la gente llegue a su nueva casa, no tendrá que desempacar. Eso sin contar que ayuda mucho a reducir el tiempo del proceso.

Elegir bien las cajas para las cosas de la casa

RE/MAX apunta que los recipientes grandes deberían usarse para cosas ligeras. Asimismo, las más pequeñas deben contener pertenencias pesadas. De esta forma, se puede evitar que se desfonden y se puedan llegar a dañar, ya sea en la mudanza o mientras se está empacando.

No dobles la ropa

Para terminar, la compañía de bienes raíces cree que no es necesario doblar ropa. Basta con que la gente coloque sus ganchos en palos de escoba, para así no tener que estar sacando y reordenando todas las pertenencias. Así, cambiarse de casa será mucho más rápido y fácil.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Pagos mediante sistemas digitales y “cashless” (sin efectivo)

Actualmente, la mayoría de los consumidores mexicanos realizan sus transacciones utilizando como medio de pago dinero en efectivo -monedas y billetes- emitido por algún banco central, como el Banco de México. Todos los negocios que reciben efectivo lo revisan varias veces, quizás hasta 10, antes de depositarlo en el banco, donde de nuevo lo cuentan. Procesos como éstos parecen arcaicos, por decir lo menos. En contraposición, las transacciones digitales son mucho más eficientes y dinámicas.

Karina Ortiz

Storyliving: De espectador a protagonista de las historias

Ya lo dice la conocida frase de Maya Angelou, “las personas olvidan lo que les dijiste y lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”. Este pasaje del dicho al hecho pone a las marcas de frente con el concepto de storyliving que se centra en la importancia de hacer vivir las historias más que contarlas.