Shoppers móviles no quieren comprar desde un smartphone ¿qué queda para el e-commerce?

[g1_row]

[g1_1of1]

Para nadie es un secreto que el comercio electrónico es una de las tendencias que, gracias a la rápida adopción de nuevas tecnologías en mercados emergentes, registrará un crecimiento exponencial en el futuro inmediato, como un vehículo que promete facilitar las conversiones a través de procesos de compra que premian la inmediatez y proximidad exigida por los compradores actuales.

De esta manera, datos publicados por Statista, indican que en América Latina, el mercado e-commerce crecerá de 94.9 millones de usuarios registrados en 2014 a 162.3 millones durante 2020, lo cual significa que los ingresos generados por este sector pasarán de 28 mil 175 millones a 63 mil 880 millones de dólares en el periodo antes mencionado.

En el caso de México, uno de los mercados con proyecciones de crecimiento importantes, la fuente antes cita refiere que entre 2014 y 2017 el gasto per cápita en comercio electrónico irá de 206.46 a 271.03 dólares.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of3]

[g1_quote author_description_format=”%link%” align=”none” size=”m” style=”simple” template=”03″]

De acuerdo con cifras de GSMA América Latina hasta septiembre de 2014 las conexiones móviles desde teléfonos inteligentes representaban el 30 por ciento en Latinoamérica, cifra que en 2020 llegará al 70 por ciento con 605 millones de accesos móviles desde smartphones.

[/g1_quote]

[/g1_1of3]

[g1_2of3]

En este sentido, y de acuerdo con diversas fuentes especialistas, se espera que una parte importante de este crecimiento sea consecuencia de la participación de los dispositivos móviles en los procesos de compra. Así, el fenómeno que se conoce como m-commerce se ubica como un aparente motor que impulsa el desarrollo de este sector.

Proyecciones mundiales entregadas por Goldman Sachs, indican que el gasto por comprador en plataformas de mobile commerce crecerán de 435 dólares registrados en 2015 a 575 dólares durante 2018, mientras que desde Bizrate Insights, apuntan que este año las transacciones de m-commerce crecerán un 65 por ciento, al tiempo que preven que al cierre del año pasado las ventas móviles pudieron representar el 40 por ciento del total de las ventas en línea.

En cuanto a lo que sucede dentro del mercado mexicano, de acuerdo con Ignacio Caride, director general de MercadoLibre México, “el 88 por ciento de la población cuenta con una línea móvil y aproximadamente, el 43 por ciento de los usuarios ha realizado alguna compra, transacción o pago a través de estos dispositivos; esto se debe, a que los consumidores buscan realizar diversas actividades, como buscar precios y comprar, desde cualquier lugar y en cualquier momento”.

En este sentido, cada vez son más las empresas de diversos sectores que ven en las aplicaciones y tiendas online móviles un gran aliado para integrar sus propuestas comerciales a los hábitos de compra y consumo del shopper actual, lo que casi por definición supone un cambio radical en las dinámicas que convencionalmente caracterizaron al comercio electrónico.

A decir de Thomas Sánchez De Pauw, director de Mercadotecnia de in-Store Media México, “con aplicaciones para móviles, páginas de internet claras y un buen servicio al cliente post-venta, estos puntos de venta están logrando romper las barreras del comercio digital en México”.

[/g1_2of3]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Ante este fenómeno, muchas de las premisas que giran entorno a la compra en línea hablan sobre el rol cada vez más protagónico que tendrá el entorno mobile dentro de dicha forma de comercialización. No obstante, contrario a lo que pueda creerse, diversos estudios indican que las plataformas y dispositivos móviles aún no son vistos por el shopper como un canal adecuado, funcional y efectivo para concluir los procesos de compra que realiza en línea.

Un reciente estudio mundial firmado por eMarketer indica que el 51 por ciento de los usuarios prefiere comprar a través de una computadora de escritorio antes que mediante un dispositivo móvil, mientras que cifras de una investigación realizada por Wolfgang Digital correspondiente a la segunda mitad de 2016 apunta que aunque los dispositivos móviles (teléfono y tablets) representaron el 59 por ciento del total de aperturas de las sesiones en sitios de comercio electrónico, estos espacios y terminales en mobile sólo concentraron el 38 por ciento de los ingresos generados en e-commerce.

Frente al panorama que dibujan los números anteriores, es válido preguntarse si ¿el entorno mobile dejará de ser el gran aliado del comercio electrónico?¿El m-commerce es sólo una burbuja?

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_2of3]

Si bien es cierto que el comercio electrónico no es nada nuevo, también es verdad que hablamos de una arista de negocio que todavía tiene muchos espacios por explorar, lo que impide contestar con certeza los cuestionamientos anteriores.

No obstante, las cifras anteriores dejan en claro que estamos ante shoppers cuyos hábitos y comportamientos de compra son cada vez más omnichannel. Es decir, aún cuando las conversiones desde las plataformas móviles registran tasas inferiores a lo que sucede en sitios de escritorio, el entorno mobile juega un papel decisivo en la toma de decisiones de compra; los smartphones o tabletas son claves en la investigación y evaluación previa. Ambos espacios deben de funcionar bajo una misma lógica adecuada a espacios diferentes con el fin de establecer una experiencia satisfactoria en todos los puntos de contacto disponibles.

Recordemos que tal y como indican desde YouGov, los hogares promedio tienen 7.4 dispositivos conectados a internet, lo que supone que el shopper que ahora puede ser clasificado como móvil, en cuestión de segundos podría conectarse e interactuar desde una televisión inteligente o bien una computadora de escritorio.

De esta manera, los minoristas, marcas y empresas de cualquier sector que busquen ser parte de la era del comercio en línea deberán de dejar de pensar en usuarios móviles y usuarios de escritorio como dos segmentos de mercado diferentes.

[/g1_2of3]

[g1_1of3]

Proyección de venta de productos a través de e-commerce

Porcentaje de ingresos por categoría 

[g1_progress_circle value=”29%” size=”m” style=”simple” text_color=”#000000″ caption_color=”#969696″ bar_color=”#dd3333″]

Electrónicos y tecnología

[/g1_progress_circle]

[g1_progress_circle value=”12%” size=”m” style=”simple” text_color=”#000000″ caption_color=”#969696″ bar_color=”#dd3333″]

Alimentación, cosméticos y farmacéuticos

[/g1_progress_circle]

[g1_progress_circle value=”17%” size=”m” style=”simple” text_color=”#000000″ caption_color=”#969696″ bar_color=”#dd3333″]

Ropa y Calzado

[/g1_progress_circle]

[/g1_1of3]

[/g1_row]