Senado aprueba Seguridad social en todo México para parejas del mismo sexo. ¿Qué implica para las empresas?

gay
  • Senado aprueba seguridad social universal a parejas del mismo sexo a nivel nacional, ya sea en matrimonio o en concubinato.

  • En 2017, el IMSS reportó una planta de afiliados cercano a los 27 millones de personas.

  • La población que se asume con una preferencia sexual distinta a la heterosexual suma entre un 5 y un 10 por ciento.

Dentro de las transformaciones políticas que se vislumbran gracias a la transición electoral que se detonó en México a partir del 1 de julio pasado, está la promoción de leyes que afectan de manera directa a diferentes grupos sociales y también a las empresas, el más reciente de ellos involucra a la diversidad sexual.

Y es que el Senado de la República aprobó este día, por unanimidad, un dictamen para ejecutar reformas constitucionales a la Ley del Seguro Social y la Ley de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado.

Estos cambios establecen la garantía de seguridad social universal por parte de patrones, empresas e instituciones a los empleados con parejas del mismo sexo a nivel nacional, ya sea en matrimonio o en concubinato.

El encargado de presentar esta propuesta es el actual senador por Morena -y propuesto para ocupar la dirección del IMSS en el futuro gabinete de Andrés Manuel López Obrador-  Germán Martínez Cázares -otrora opositor a AMLO y presidente del Partido Acción Nacional-.

Se trata de un cambio en las leyes que, de ser aprobado en la etapa de votación en las comisiones correspondientes, significará un avance en la dignificación de las personas y el uso pleno de sus derechos humanos, pero también representa un gasto significativo por parte de quienes proveen de empleo a la población.

En 2017, el IMSS reportó una planta de afiliados cercano a los 27 millones de personas, cifra que quizás no variaría mucho cuando se aprueben los cambios en las leyes de seguridad social, pero sí lo hará la cifra de familiares asegurados, la cual se calculaba en el mismo periodo en casi 32 millones de personas. A su vez, los pensionados suman poco más de 4.1 millones de personas, mientras que sus familiares asegurados suman 3.3 millones.

Ahora, a estas cifras se sumarán las parejas del mismo sexo de tantos trabajadores que en la actualidad no pueden proporcionar seguridad social. Si se toma en cuenta que la población que se asume con una preferencia sexual distinta a la heterosexual suma entre un 5 y un 10 por ciento de la población, podemos prever que los gastos empresariales y también los de instituciones como el IMSS y el ISSSTE aumentarán.

La iniciativa plantea presentada hoy en el Senado mexicano contempla beneficios en seguridad social, igualar de derechos sin distinción de sexo, pensiones de viudez para hombres, atención médica y apoyos en caso de orfandad para beneficiarios de matrimonios igualitarios.